Surco: taxista baleó y mató a menor de 15 años al frustrar robo

Un taxista que se defendió de un asalto de parte de cuatro sujetos que lo amenazaron con armas blancas en abatió a un menor de 15 años, quien habría sido uno de los hampones que lo atacó para quitarle su taxi.

Henry Díaz Ramirez, un suboficial de segunda de la Marina que trabajaba esta madrugada como taxista en Surco, se detuvo en el Jr. Ayacucho para atender a cuatro jóvenes que le pidieron una carrera hacia el Mercado de Jorge Chávez.

Cuando estaban a unas cuadras del destino, los pasajeros desenfundaron armas blancas, según el reporte de la policía, y amenazaron al taxista para quitarle su vehículo y todas sus pertenencias. Es entonces cuando Díaz Ramírez repelió a los hampones con su pistola, hiriendo en el cuello a uno de ellos, un adolescente de 15 años que murió camino al hospital Casimiro Ulloa.

Tras el incidente, los familiares del fallecido buscaron al taxista y le arrojaron piedras hasta dejarlo en mal estado. El marino tuvo que huir a una caseta de vigilancia cercana para no ser linchado. La policía luego lo trasladó en calidad de intervenido a la comisaría de Surco, donde también llegó el padre del abatido y quien agredió a la prensa en el lugar.

"Acá estamos hablando de una legítima defensa, garantizada por la Constitución y por el Código Penal. Si la persona agredida ha tenido a la mano esta arma de fuego, ya la ley ha descartado la proporcionalidad", detalló James Rodríguez, de la Sociedad Peruana de Defensa Legal.

El abogado precisó que, si la investigación de la policía y la Fiscalía comprueba que hubo una agresión, que el taxista fue víctima de robo y que la pistola era lo único que tenía para defenderse a través de una "reacción inmediata", el caso se encuadra en una legítima defensa. "En ese caso debe ordenarse la comparecencia para que siga el proceso en libertad", añadió.

TAGS RELACIONADOS