Trabajadores de Andahuasi atrincherados ante posible desalojo
Trabajadores de Andahuasi atrincherados ante posible desalojo
Redacción EC

Una situación de tensión se vive en los alrededores de la tras la dictada por el y que sería ejecutada en cualquier momento. 

Los trabajadores de la entidad paralizaron sus labores y se encuentran atrincherados y armados. El Comercio confirmó que en el Óvalo de Andahuasi se bloqueó la entrada a la compañía, además de haberse colocado piquetes en las inmediaciones del lugar.

Los pobladores aducen que esta medida es injusta porque la posesión del local está en litigio.

En horas de la mañana, un contingente de la Policía Nacional proveniente de Lima, llegó al Valle de Sayán, en la zona de Huaura, con el propósito de efectuar el desalojo.

Los efectivos, en su mayoría antimotines y de unidades especializadas, arribaron reportándose inicialmente a la comisaría del sector, mientras que otro grupo se trasladó hasta la irrigación Santa Rosa, zona rural colindante a Andahuasi.

Hasta el momento, ninguna autoridad se ha pronunciado sobre el despliegue de las fuerzas del orden 

Los representantes de los accionistas y trabajadores que se encuentran en posesión de esta fábrica indicaron que darán a conocer en las próximas horas su posición sobre lo que sería un inminente descerraje de la azucarera.

CRONOLOGÍA
En mayo del 2009 se inician los problemas en la ya que fue tomada por un grupo de trabajadores. Ya en octubre del mismo año, se produjo el primer intento de desalojo pero éste fue suspendido. 

En octubre del 2010 se da el segundo intento de descerraje pero no se realizó por falta de garantías. En agosto de 2012, falta de apoyo policial postergó el tercer intento de desalojo.

Finalmente en mayo de 2013, se ordenó el desalojo de la empresa azucarera pero este vuelve a ser suspendido.

HECHOS RELACIONADOS
En noviembre del año pasado, Miguel Chehade Moya, hermano del congresista de la República Omar Chehade Moya fue condenado a cuatro años de prisión tras ser hallado culpable por el delito contra la administración pública en la modalidad de corrupción de funcionarios, cohecho pasivo genérico en agravio al Estado. 

Es decir, por presionar a altos mandos dela Policía Nacional para ejecutar el desalojo de la azucarrea del mismo nombre. Esta es la quinta vez que está siendo reprogramado esta acción judicial.