Detalle del póster de "Dragon Ball Super: Super Hero", nueva película de la saga que tiene casi 40 años de historia.
Detalle del póster de "Dragon Ball Super: Super Hero", nueva película de la saga que tiene casi 40 años de historia.

Por casi veinte años no hubo nada nuevo de “”, pero no fueron décadas perdidas. Antes del streaming, la única manera de ver legalmente este anime era esperar que un canal de televisión lo licenciara. Cuando “Dragon Ball Z” terminó en Japón en 1996, las aventuras de Gokú recién llegaban al Perú por Panamericana y, poco después, por América TV. Los siguientes años millones de fans, sean de este país o del resto del continente, vieron la serie sin saber que el destino de los personajes ya estaba sellado y no había continuación oficial.

MIRA: Dragon Ball Super: Super Hero: ¿cuál es la nueva fecha de estreno de la película?

Creada por el historietista Akira Toriyama, “Dragon Ball” se publicó semanalmente en la revista japonesa Weekly Shonen Jump desde 1984. Empezó como una comedia de artes marciales, donde un niño llamado Son Gokú vence a enemigo tras otro mientras él y sus amigos buscan las Esferas del Dragón, que conceden cualquier deseo. Con el pasar de los años, las peleas se vuelven más importantes que la comedia. Fue una obra influyente, sentó las bases para el anime de acción moderno, donde el héroe se fortalece, el enemigo se vuelve aliado y siempre hay nuevas transformaciones.

Cuando acabó “Dragon Ball”, su popularidad no bajó. Toei Animation, dueña del anime, mantuvo activa la marca con los videojuegos. Casi anualmente se lanzaba un juego de peleas o de rol. Pero más allá de algunas apariciones breves en televisión, “Dragon Ball” era una historia cerrada. Al menos hasta el 2013, cuando se estrena “La batalla de los dioses”, película que continuó “Dragon Ball Z” bajo la supervisión del autor.

En 2015 llegó otra película y también su primera serie en casi dos décadas, “Dragon Ball Super”, que se mantuvo tres años en emisión y cuyos episodios finales, a pesar de estar solo subtitulados al japonés, motivaron proyecciones masivas en parques de toda América Latina. La emoción por ver los episodios hizo que el servicio de streaming Crunchyroll colapsara por exceso de usuarios. Desde entonces no ha existido otra serie animada de la saga, pero esta se mantuvo activa.

Para empezar, está el manga de “Dragon Ball Super”, nuevas historias que llegan mensualmente por la app oficial Manga Plus, en español y otros idiomas. Además, la presencia en videojuegos continúa y se ha reforzado con el ingreso de personajes de la saga al juego de disparos y construcción “Fortnite”, donde Gokú, inexplicablemente, empuñas rifles o atacar con su tradicional kamehameha.

Un youtuber pone a prueba el contenido de "Dragon Ball Super" para el videojuego Fortnite.
Un youtuber pone a prueba el contenido de "Dragon Ball Super" para el videojuego Fortnite.

Por último están, otra vez, las películas. Como la nueva “Dragon Ball Super: Super Hero”, animada por computadora. ¿La trama? Aparece un villano que pone en riesgo a los héroes, de los cuales se esperan nuevas peleas y transformaciones. Cuando la franquicia innovó con “Dragon Ball GT”, una breve secuela del año 1996 que no ha sido retomada desde entonces, la popularidad no pareció acompañar a la saga. En esta nueva etapa el cambio existe, pero es un riesgo controlado donde el protagonismo es para Gohan, hijo de Gokú. A sus casi 40 años, esta saga aún da pelea y son pocas las historias que pueden darle batalla.

Sobre la nueva película

“Dragon Ball Super: Super Hero” llega a los cines de Perú el jueves 18 de agosto.

La serie animada de "Dragon Ball Super" está en Crunchyroll.