Módulos Temas Día

Más en Libros

Ministerio de Cultura: 80% de las editoriales en Perú son Mypes

Ezio Neyra, director del Libro y la Lectura del Ministerio de Cultura, nos habla sobre observaciones a Ley del Libro

Ministerio de Cultura: 80% de las editoriales en Perú son Mypes

Ministerio de Cultura: 80% de las editoriales en Perú son Mypes

El Ministerio de Cultura tiene la vocación para sentarse a dialogar con todos los actores que integran el circuito del libro en este país. Así lo afirmó Ezio Neyra, director de la oficina del Libro y la Lectura de la referida cartera.

Luego de la conferencia de prensa de presentación de la Feria del Libro Ricardo Palma –a realizarse entre el 21 de octubre y el 9 de noviembre en el Parque Salazar de Miraflores--, el funcionario conversó con “El Comercio” sobre la forma en cómo podría mejorarse la Ley del Libro aprobada en 2003 en pro de todos los interesados.

-Durante su exposición en la conferencia de prensa habló sobre la Ley del Libro que ha sido cuestionada en los últimos días. ¿Qué detalles extras nos puedes brindar al respecto?

Estamos por implementar próximamente una mesa de trabajo donde nos reuniremos con diversos actores de la sociedad civil, de los gremios del libro y la lectura, la Cámara Peruana del Libro, los editores independientes del Perú, entre otros, donde analizaremos conjuntamente la ley actual vigente. Desde (el ministerio de) Cultura tenemos un gran interés por escuchar los comentarios, las problemáticas que los editores, libreros, distribuidores y autores ven en la actual ley con ánimos de mejorarla. Será un proceso que nos tomará unos cuantos meses. Con reuniones periódicas, y a partir de las conclusiones a las que se lleguen, tocará promover la promulgación de una modificatoria de la ley o, si eso finalmente se decide, una nueva Ley del Libro.

-¿Consideras justo el reclamo de los editores independientes en torno a que la Ley del Libro beneficia más a las grandes editoriales que a ellos?

Creo que el espíritu de la ley es democratizar el acceso al libro, fomentar la lectura y también el sector editorial, pero ciertamente es una ley que no tiene que ver solamente con este último, sino que lo excede. Creo que esta mesa de trabajo debe tomar en consideración las opiniones independientes pero también de los más pequeños, por el tamaño de su empresa. Y si esa es una problemática que ellos han identificado, hay que tomarla en cuenta ya sea para generar una nueva ley o modificar la actual. Pero aquí (el ministerio de) Cultura no puede estar solo. Habrá que consensuar y llegar a acuerdos con otros sectores del Estado.

-Dentro de este tema, ¿cuál es el papel exacto que juega el Ministerio de Cultura?

Convocar a la mesa y servir como intermediarios entre los pedidos, reclamos y problemáticas que la sociedad civil encuentra, y el Poder Ejecutivo y en su momento con el Poder Legislativo, si es que finalmente un proyecto de ley llega al Congreso. En la dirección del Libro y la Lectura tenemos un equipo técnico grande que puede proponer, con conocimiento técnico y un análisis comparativo con otras legislaciones de otros países, cuáles creemos que deben ser los caminos que esta ley debe tomar.

-¿Se puede medir el nivel de formalidad e informalidad en las editoriales independientes? ¿Conocen ustedes cuántas editoriales de este tipo hay en el país?

Lo que pasa es que la propia definición de editorial independiente parece que no está muy clara. Se entiende lo que es pero finalmente nuestro interlocutor es, sobre todo, una asociación llamada Editores Independiente del Perú, que aglutina a un grupo de estos. Pero esto no significa que estas editoriales sean todas a las que se les puede denominar como tal. Hay muchas más a nivel nacional. Una de las labores que viene realizando Cultura es un registro nacional de editores, lo cual nos permitirá saber cuántas editoriales hay a nivel nacional, y con la información que nos brinden podremos saber de qué tamaños de empresas estamos hablando. El dato que sí tenemos es que el 80% de las editoriales del país son Mypes. Ahora, desde Cultura también venimos ofreciendo un cronograma anual de talleres, seminarios, encuentros, donde tratamos de fortalecer las capacidades de los actores de la cadena del libro. Hemos tenido talleres de gestión y marketing editorial. Talleres para que los libreros puedan vender más libros en sus librerías, y talleres sobre cómo organizar ferias del libro. Asimismo, hemos implementado talleres de escritura creativa, porque el escritor es el primer eslabón de toda esta cadena.

-¿Es posible lograr cierto tipo de equidad entre las editoriales independientes y las llamadas ‘grandes’?

No sé. Son formatos de editoriales muy distintos. Están las muy grandes, que son el 20% del universo total y las restantes son las Mypes. Actualmente, la ley contempla algunos beneficios tributarios y, en la práctica, a las editoriales pequeñas les cuesta acceder a estos porque no alcanzan la valla que está puesta en el reglamento de la Ley, que es un 0.25% de una UIT en el tema de facturación de los costos relacionados al proyecto editorial. Esa es la problemática que los editores pequeños están encontrando y te aseguro que la tendremos muy en cuenta para trabajar una propuesta alrededor de la Ley del Libro. Sin embargo, también es importante mencionar que ese 0.25% es una de las más bajas que existen en cualquier sector de la economía. No es que sea una valla alta. Esto por supuesto tampoco significa que no vayamos a atender este reclamo de parte de los independientes, pero quisiera hacer hincapié en que esto no depende únicamente del sector Cultura, sino también en todos los involucrados en la toma de decisiones al respecto.

-Finalmente, ¿Qué expectativas tienes para la presente Feria del Libro Ricardo Palma?

Es un motivo de festejo la Feria del Libro Ricardo Palma, que es una feria que ha alcanzado un nivel muy importante, en el sentido de que es un evento que ya los vecinos de Lima en general se han apropiado de ella y la reclaman. Hay una demanda anual para que esta feria se siga realizando. Eso es un motivo de celebración. Además, el Parque Salazar es un lugar placentero para comprar un libro y luego irte a leer frente al mar. Hay 90 expositores con tres auditorios en donde se van a llevar a cabo decenas de presentaciones de libros, actividades relacionadas al fomento de la lectura, shows musicales al final de la noche y, en general, uno como lector podrá acceder a las novedades de las editoriales peruanas e internacionales. Es una fiesta de la lectura pero también del libro, porque es el espacio indicado para buscar las novedades de los diferentes catálogos presentes.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada