Luchos Quequezana muestra el interior de Cabina Abierta, un estudio de transmisión vía streaming.
Luchos Quequezana muestra el interior de Cabina Abierta, un estudio de transmisión vía streaming.
Daniel Goya

Se quedó frío. El anuncio le había caído como baldazo de agua fría. El último concierto de Lucho Quequezana había sido un día antes de que el gobierno decretada una reducción de aforo en todos los espectáculos. Pocos días después la cuarentena obligatoria haría que el artista comenzara a planear qué hacer. “Pasamos, todos los artistas, creo, por un periodo de duelo, y después de frente a pensar qué hacer”, comenta antes de contar que la respuesta al problema actual ya la había encontrado tres años antes.

A veces se hayan soluciones para problemas que todavía no existen. La previsibilidad y la anticipación son cualidades que parecen acompañar a Quequezana desde hace mucho. “Durante toda mi carrera he andado en paralelo a los medios convencionales, porque mi música no suena en las radios. Hace 25 años aprendí que a buscar alternativas diferentes”, explica Quequezana.

Fue justamente esa necesidad producto de ser un artista poco convencional lo que lo llevó a ver la potencialidad del streaming cuando pocos se dieron cuenta. “Hace cuatro años Facebook lanzó la posibilidad de hacer transmisiones en vivo y me di cuenta que había una posibilidad grande para la música. Los artistas podían llegar a través de esta herramienta a más públicos. Así que hace tres años convencí a mi hermano de reconstruir Cabina Libre, nuestro estudio de música”. Y así de la caída de lo antiguo surgió una visión del futuro. “Hicimos un estudio de transmisiones en streaming”.

¿Qué posibilidades ofrece un concierto en streaming en un estudio construido específicamente para eso?

Cuando comenzó la cuarentena lo que pasó fue que muchos cantantes empezaron a hacer transmisiones en vivo, porque había la necesidad de estar con su público y el público respondió porque quería estar en contacto con su artista. Pero esas transmisiones se hacían desde el celular, con el audio del celular, con el encuadre del celular. Lo que permite un estudio de streaming es abrir el abanico de posibilidades. Tener más cámaras, ofrecer una interactividad con el público, tener una calidad de audio e imagen de alta gama. Y, sobre todo, que sea la propuesta que el artista haya pensando, planeado. Ya no tiene que restringirse lo que su celular pueda grabar. Además, y esto es muy importante, que se puede llegar a más personas alrededor del mundo. Entonces podría darse el caso de que en una transmisión que se hace en Lima podría haber más gente conectada desde España u otro país, porque ya no son eventos locales.

¿Qué va a pasar con la experiencia de estar frente al público, sentir la energía y los aplausos?

La experiencia de un concierto es irremplazable. Pero la idea de estar frente a cientos o miles de personas es un concepto pre coronavirus. Lo que debemos hacer es crear otro tipo de experiencia nueva que es posible gracias a la tecnología. Y que los artistas puedan reactivarse a través de su propio trabajo, porque ya sabemos que al menos todo el año no vamos a poder hacer un concierto presencial.

Quequezana tuvo la idea de un set especializado en transmisión streaming cuando vio que Facebook lanzó su servicio de transmisiones en vivo.
Quequezana tuvo la idea de un set especializado en transmisión streaming cuando vio que Facebook lanzó su servicio de transmisiones en vivo.

El modelo entonces sería cobrar por ver una transmisión del artista…

Algunas personas pueden pensar: Por qué voy a pagar por algo que puedo encontrar gratis en YouTube, pero es que esta experiencia es muy diferente a lo que hay actualmente. Para empezar está la interacción, que no se puede hacer con un video, luego es la propuesta del artista que incluye la bidireccionalidad.

¿Tienes proyectado un espectáculo de este tipo pronto?

Estamos esperando las disposiciones del gobierno donde permitan a los artistas salir a trabajar, al igual que han permitido que regresen los deportes sin público y que sean transmitidos. Estamos esperando que nos dejen trabajar. Eso sí, guardando todos los protocolos de seguridad.

¿Qué otras experiencias pueden llevarse a cabo en un set diseñado especialmente para streaming?

Webinar, conferencias, artes escénicas. El teletrabajo está marcando una estética que ya cansa, que ya agota, Pasas de una reunión a otra y es lo mismo. Pero en un set de streaming puedes tener recursos multimedia que hagan que la experiencia de las conferencias y los cursos o incluso las reuniones de teletrabajo sean distintas.

Los artistas van a necesitar cambiar sus paradigmas de cómo es un concierto

Claro, por eso es mejor llamarlo experiencia. Y parte de lo que haremos será hacer coaching con los artistas para que interioricen las posibilidad que tiene ahora, las ventajas que hay y la propuesta que pueden crear. Puedes generar muchos más mensajes y otro tipo de sensaciones que vale la pena explorar.


VIDEO RECOMENDADO

Lucho Quequezana en los Premios Luces 2018

TE PUEDE INTERESAR