Es bastante ingenioso haberlo musicalizado, pero mi opinión personal es que el señor está perdiendo muchísimo dinero, porque si él hubiera creado la música para esta letra de la señora Zully Pinchi y hecho esa parodia de su escritura, hubiera monetizado él siendo el autor de una melodía. Al utilizar una melodía que le pertenece a otros autores, obviamente los derechos no van para él, al margen de que pueda estar o no en una situación de violación de derechos de autor”, nos dice Rubén Ugarteche, director general de .

MIRA: Tito Silva: “En un país como Perú, nunca me va a faltar chamba” | Entrevista

Como sabemos, Silva tomó la letra de lo escrito por Pinchi en presuntos diálogos con el ex presidente -revelados por un programa político-, le agregó música y el éxito fue casi inmediato. Pronto, frases como la de “Mi bebito Fiu Fiu” que da título al tema pegaron en el inconsciente colectivo y fueron tendencia en redes sociales. A pesar de que esto ha ocurrido en otras ocasiones en temas vinculados a políticos, como la frase “Estar Chihuán”, al estar cortos de presupuesto, o el “Nano Challenge”, con la foto de personas disfrutando en la playa, ninguna de ellas había tenido el alcance mundial que logró Tito Silva con su versión del tema que tiene como autores a Eminem, Dido y Paul Philip Herman.

Para Ugarteche, quien redactó el texto de la ley de derechos de autor cuando trabajó en Indecopi, institución de las cual es uno de sus fundadores, “Bajo el articulo 49 de la ley de derecho de autor peruana, no se requiere pedir permiso al autor de la obra que va a parodiarse, porque si fuera requisito, muchos no te lo darían, ya que vas a burlarte de la letra que se ha escrito o de la persona que lo ha hecho. Para transformarla o adaptarla a otros géneros, sí se requiere pedir permiso”. En cuanto a derechos de autor, hay una diferencia si se habla de parodia de obra.

Sin embargo, para que el tema sea una parodia que no requiera autorización, debe reunir ciertas condiciones, según el especialista: que no implique riesgo de confusión con la obra misma o que no se infiera un daño a la obra original. Esto puede hacerse, además, sin perjuicio de pagar por el tema que se está parodiando.En pocas palabras, es como si no tuviera que pedirte permiso para usar tu automóvil, pero cualquier ganancia generada por él debe beneficiarte a ti”.

“Es bastante ingenioso haberlo musicalizado, pero mi opinión personal es que el señor Tito Silva está perdiendo muchísimo dinero".

Rubén Ugarteche, director general de la Asociación Peruana de Autores y Compositores (APDAYC)

Por su parte, el abogado Óscar Montezuma publicó un hilo en Twitter explicando detalles del caso. “¿Por qué ya no encuentro #BebitoFiuFiu en algunas plataformas digitales? La respuesta corta es por las leyes de copyright (países anglosajones) y/o derechos de autor (Europa y la gran mayoría de Latinoamérica)”, comentó. Y agregó, más adelante: “¿Por qué ocurre eso? Porque hay otras leyes en USA, como la Digital Millenium Copyright Act de 1999, que establece que cuando hay contenidos digitales que infringen copyright las plataformas pueden exonerarse de responsabilidad si actúan rápido y retiran”. Finalmente, aseguró que “el tema legal de derechos de autor de fondo es muy complejo y hay que tener mapeadas todas las aristas (…) La oportunidad para Tito Silva es grande, pero los detalles legales lo son también para garantizar el éxito completo de la creatividad peruana”.

Este diario intentó comunicarse en varias oportunidades con Silva, sin recibir respuesta. Sin embargo, voceros de Sinergia, la agencia que lo representa, nos dijeron, textualmente, “Tito no está dando entrevistas de ningún tipo a ningún medio por políticas de nuestra representación”.

Parece que, después de la bulla mediática y por redes sociales, quien la generó ha preferido el silencio.

Punto de vista
Augusto Madueño, músico peruano

¿En qué casos está permitido el uso de extractos de melodías sin necesidad de pagar derechos?

En los casos donde no haya explotación comercial, donde no haya posibilidad lucrativa o de monetización, o cuando son canciones de dominio público (canciones que tienen más de 70 años de compuestas y difundidas, según la ley en el Perú). Cada primero de enero se renueva esa lista, pero claramente no es el caso de Tito, que agarró un tema originalmente de Dido, “Thank You” (1998) que luego popularizó Eminem en featuring con ella. (2000)


En el caso específico de Silva, sabiendo que es una parodia y que el tema original es de Eminem y Dido, ¿qué podría hacer para volverla a poner en la plataforma de Spotify?

El tema tendría que pasar por los filtros previos correspondientes, sacar las licencias debidas y hacer su upload con todo legal y claro. Calculo que se lo bajaron por no cumplir con los permisos; es cosa de hacer el trámite bien, ir por el camino correcto y no debería tener problema.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más