El rapero Kanye West celebra su primer mitin en apoyo de su candidatura presidencial en North Charleston, Carolina del Sur (Estados Unidos). Imagen del 19 de julio de 2020. (REUTERS/Randall Hill).
El rapero Kanye West celebra su primer mitin en apoyo de su candidatura presidencial en North Charleston, Carolina del Sur (Estados Unidos). Imagen del 19 de julio de 2020. (REUTERS/Randall Hill).
Juan Diego Rodriguez Bazalar

Genera una extraña sensación ver a vestido con un chaleco antibalas en uno de sus discursos presidenciales, llorar y vociferar sobre el aborto y la tenencia de armas. El estupor queda corto cuando se tiene en cuenta que el rapero que aspira a ser el mandatario de Estados Unidos, parece esforzarse por superar sus acciones previas, como si tratara de personificar el elogio al absurdo. Se ha comparado con Hitler, Picasso y Jesús (hasta se puso una corona de espinas para “Rolling Stone”); ha dicho que su dolor más grande es saber que nunca se podrá ver cantar en vivo; y hasta puso a la venta un polo blanco por US$120. En esa lógica, sabotear a Taylor Swift en los MVT VMA 2008 es la cereza del pastel.

Los delirios de Kanye West tienen una explicación: es bipolar y ha estado internado en un hospital psiquiátrico por ello. Lo confesó él mismo en el show de David Letterman en Netflix: “Si no tomas medicamentos todos los días para mantenerlo en un determinado estado, tiene la posibilidad de aumentar y puede llevarte a un punto en el que, incluso, puedes terminar en el hospital”.

Lo peor, contó West, es lo que siente cuando está internado. Él agregó: “Cuando estás en este estado, eres hiperparanoico, sobre todo. Esta es mi experiencia, otras personas tienen otras diferentes, pero parece que todos son actores. Todo es una conspiración. Sientes que el gobierno está poniendo fichas en tu cabeza. Sientes que estás siendo registrado”.

El rapero, sin embargo, entiende que parte de su genialidad como artista (y su gran colección de Grammys) viene desde allí.

Kanye West anuncia su candidatura a la Presidencia de los Estados Unidos

PROBLEMAS CON KIM KARDASHIAN

La estabilidad de la familia que West formó con Kim Kardashian se ha dinamitado luego de los últimos tuits del rapero. Desde su red social, él ha acusado a su esposa y a su suegra, Kris Jenner, de tratar de enclaustrarlo en un hospital psiquiátrico. Los mensajes son, por lo menos, preocupantes:

  • ”Kim está intentando volar a Wyoming con un médico para encerrarme como en la película ‘Get Out’ porque lloré al recordar que traté de salvarle la vida a mis hijas”
  • “Si me encierran como a Mandela todos sabrán porqué”
  • “Kriss, no juegues conmigo. No tienes permiso para estar cerca de mis hijos”.
  • “Pongo mi vida ante Dios (para) que la madre de North (su hijo) nunca sea fotografía por ‘Playboy’, y eso queda ante Dios”.

LOS TUITS HAN SIDO BORRADOS

que entrevistó a una fuente cercana a la familia. Según lo que contó, Kardashian está muy preocupada por el comportamiento impredecible de West. “Los episodios, generalmente, duran unas pocas semanas y luego las cosas vuelven a la normalidad, algo que Kim espera que vuelva a suceder”, agregó.

De una fuente similar, está furiosa porque su marido ha compartido algo sumamente privado (que casi abortan con uno de sus hijos). Las cosas se están desmoronando entre los dos. Todo ha sucedido muy rápidamente”.

NOTAS RELACIONADAS

TE PUEDE INTERESAR

Reinaldo Dos Santos sobre Alejandra Baigorria y Mario Irivarren-OJO