Alexandra Ojeda Briceño

La Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación lo coronó como el Productor del año por su trabajo en el que también consideró el Mejor álbum de salsa. alzó el pasado 14 de noviembre dos Grammy Latino por su reciente producción “Más de mí”; reconocimiento que dedicó al Perú y a su abuelo de 94 años.

Después de la algarabía que aquello le significó, el músico y productor peruano dejó Las Vegas para regresar a Lima y presentarse en el concierto “Una noche de salsa 10” este sábado 23 de noviembre en el Estadio Nacional.

En conversación con El Comercio, Tony Succar destacó los retos que afrontó para ser considerado por la Academia, sobre todo al ser un músico independiente. “Yo mismo edito mis videos, aprendí a usar el Adobe Premiere, hice todas las negociaciones de distribución y participé en miles de reuniones para poder sacar mi música en diversos lugares”, explica.

Sin embargo, el percusionista no realizó estos esfuerzos solo, sino tuvo como respaldo el apoyo incondicional de su familia. "Con mi papá, construí mi propio estudio en mi casa. Un año de mi vida dediqué a construir este estudio con él. Con martillo y clavos, desde cero. Es algo que lo disfruto al máximo por esa misma razón”.

► Revisa nuestra entrevista aquí:

Como se recuerda, Tony Succar alcanzó popularidad al adaptar los clásicos de Michael Jackson a ritmos latinos como la salsa en el álbum homenaje “Unity: The Latin Tribute to Michael Jackson”. Este trabajo le valió el reconocimiento de músicos y productores en Miami, quienes se convirtieron en la red de contactos que el peruano necesitaba para despegar su carrera.

Hijo de músicos (Mimi y Antonio Succar), Tony Succar inició su camino en la profesión desde muy joven, tocando cajón y timbal en la orquesta de salsa de sus padres, hasta que se convirtió en su productor. Su talento en la percusión y en las consolas lo llevó a consolidarse como músico en Miami, donde actualmente vive y trabaja.

TAGS RELACIONADOS