El fenómeno infantil que rompió todos los récords, regresa a Lima con su nueva obra teatral. Bartolito, Zenón, El Lobo Beto, La Potranca Margarita, La Vaca Lola y todos los animales de La Granja de Zenón se presentarán este 14 y 15 de octubre.
El fenómeno infantil que rompió todos los récords, regresa a Lima con su nueva obra teatral. Bartolito, Zenón, El Lobo Beto, La Potranca Margarita, La Vaca Lola y todos los animales de La Granja de Zenón se presentarán este 14 y 15 de octubre.
/ Correcaminos
Andrea  Andrade

La creciente popularidad de “” no se debe a ninguna casualidad. Ante la diversa oferta de producciones infantiles, ¿qué es lo que los hace tan especiales ante los más pequeños? La respuesta es simple, pues no existen los azares en esta industria: saben escuchar a su público. Al enfrentarse a una de las audiencias más impredecibles y exigentes, el productor argentino Maximiliano Córdoba sabe perfectamente dónde apostar sus fichas para que sus espectáculos sean de primer nivel.

Con el auge de la inmediatez en los productos audiovisuales y la proliferación de videos de corta duración, se ha vuelto cada vez más difícil destacar en el rubro del entretenimiento. Sin embargo, para “La Granja de Zenón” esto nunca ha sido un problema, pues el uso de una narrativa inmersiva, acompañada de una avanzada tecnología que los caracteriza, les permitió expandirse en la escena de más de 22 países, manteniendo a los niños completamente hipnotizados ante el baile y canto de Bartolito, El Lobo Beto, La Potranca Margarita y La Vaca Lola.

Maximiliano Córdoba es un productor teatral de larga trayectoria en la industria argentina del espectáculo. A su cargo ha tenido decenas de obras de texto y de comedias musicales, algunas de las destacadas son Los puentes de Madison, Las chicas del Calendario, Flores de Acero, La jaula de las locas, Casi Normales, Vale Todo, entre otras.
Maximiliano Córdoba es un productor teatral de larga trayectoria en la industria argentina del espectáculo. A su cargo ha tenido decenas de obras de texto y de comedias musicales, algunas de las destacadas son Los puentes de Madison, Las chicas del Calendario, Flores de Acero, La jaula de las locas, Casi Normales, Vale Todo, entre otras.
/ Correcaminos

— Tu alianza con Roberto Pumar, el creador de “La Granja de Zenón”, surgió en el 2019 con el fin de llevar el fenómeno de YouTube al gran telón. ¿Por qué se dio esta asociación?

En un principio, la versión teatral de “La Granja de Zenón” funcionó a través de licencias que se les podía brindar a productores de teatro y de música. Sin embargo, las presentaciones que realizaban no representaban a la marca. Siendo una producción tan explosiva y líder en Argentina, era inconcebible que su calidad no llegue ni a los talones del contenido de YouTube. Entonces decidí reunirme con Kuky Pumar, convenciéndolo de la sensación sin precedentes que se podía llegar a crear con el equipo adecuado. Yo soy promotor y productor de espectáculos desde hace más de 20 años, y estaba convencido de que podíamos empezar a elevar la vara produciendo las funciones directamente nosotros.

— Y desde entonces no pararon hasta llegar a lo que es hoy “La Granja de Zenón”...

Precisamente el espectáculo que estamos llevando actualmente a Perú es una presentación de altísima calidad. Contamos con botargas con sistema de movimiento de ojos y boca impresos por una máquina 3D. Pues como parte de nuestra producción, primero armamos la animación en un plano virtual, con un volumen y color determinados. Se imprime un plano, un troquelado y se hace una copia exacta del personaje. Lo importante para mí era crear calidad, que un niño no reconozca a los personajes por una canción, sino que viera al personaje…

— Igual al video, como directamente salido de su pantalla.

Exactamente, tardamos un año en generar una producción por la cantidad de trabajo que requiere. Es contenido escénico, lo que quiere decir que nosotros tenemos que lograr que todo se convierta en un marco teatral. Por ello, junté al mejor grupo creativo para la dirección, coreografía e iluminación, con una larga trayectoria en las artes escénicas, con el fin de crear un producto de calidad internacional como el que tenemos hoy.

— Después de convertirse en el espectáculo número uno en recaudación de España y Argentina, y con miras a sus próximas presentaciones este 14 y 15 de octubre en Perú, ¿cuál es tu mayor expectativa con el público peruano?

El Perú es una plaza que tengo pendiente a reconquistar, porque es uno de los países donde nuestros contenidos funcionan mejor. Es maravilloso, y más aún en todo lo que es merchandising, juguetes y demás. Lo que pasa con el Perú –como también sucede con muchos países de Latinoamérica–, es que cada vez tienen un mejor paladar para producciones internacionales. Por ende, si tú ofreces un producto masivo que no cumple con las expectativas, puede llegar a fracasar, entonces nos esforzamos en llevarles lo mejor.

"El Gran Gallo", contará con un gran despliegue de producción: más de 150 metros cuadrados de pantallas LED y efectos especiales de última generación.
"El Gran Gallo", contará con un gran despliegue de producción: más de 150 metros cuadrados de pantallas LED y efectos especiales de última generación.
/ Correcaminos

— Más aún con un público tan exigente como el infantil. ¿Qué es lo que los hace tan especiales?

“La Granja de Zenón” cuenta con un condimento que no tiene ningún espectáculo infantil, que es poder unir generaciones. Usualmente, los temas principales del show son conocidos solo por el niño, ni el padre ni el abuelo saben de ellos. Por lo tanto, lo que nosotros hacemos es generar una alianza intergeneracional al también utilizar temas muy populares, que cantó tu papá, tu mamá, y seguro los conoce tu abuelo, logrando un espacio familiar en el que puedan compartir todos. Nada de lo que se hace en nuestro espectáculo es al azar. Debemos mantenernos actualizados constantemente mediante un equipo de psicopedagogas infantiles, estudios de mercado, público objetivo, etc. Pues el mundo evoluciona de una forma brillante, pero eso también significa que año a año los nenes van cambiando, van buscando diferentes enfoques, en consecuencia hay que estar al tanto de las tendencias actuales.

— Con el objetivo de expandir aún más su llegada alrededor de Latinoamérica ¿han considerado la posibilidad de armar elencos locales?

Hace unos años se presentó la oportunidad de armar un elenco directamente en el Perú para hacer giras al interior del país, precisamente también para combatir el incremento de copias “truchas” del show, problema que también enfrentamos en México, Argentina y España. Sería ideal tener un equipo fijo al que yo pueda monitorear constantemente, logrando posicionarnos como el espectáculo de calidad que somos, adaptándonos a la infraestructura del resto de provincias del Perú.

— A raíz de la pandemia, los hábitos de entretenimiento cambiaron sobremanera. ¿Crees que ha evolucionado la forma en que se recepcionan los shows en vivo?

Con la crisis económica que ha generado la pandemia, las personas que tenían la oportunidad de asistir a cuatro o cinco espectáculos al año, ahora solo pueden acceder a dos o solo uno, incluso. Sin embargo, también necesitan escapar de la realidad por un momento. Por ende, la gente va a disminuir el consumo, pero va a buscar calidad. A diferencia de otros medios de ocio como el cine o el teatro, tiene la magia del contacto directo, que es lo que tanto se ha extrañado en el confinamiento.

— ¿Qué has aprendido y sigues aprendiendo de esta industria, al dar un salto a las producciones infantiles?

El rubro infantil no para de sorprenderme. A lo largo de mi carrera he trabajado con artistas de mucho renombre internacional en mi país, y no se genera ni la mitad de entusiasmo comparado a cuando salen al escenario los personajes de “La Granja de Zenón”, lo cual es una satisfacción y al mismo tiempo un compromiso mucho más difícil, porque la decepción puede llegar a ser muy grande si les fallas a los niños. Mi mayor lección de este desafío fue empezar a escuchar mucho más al público. Encontrar el equilibrio perfecto para comunicarse con ellos se crea al establecer un lenguaje claro. De esta manera, utilizamos la narrativa del camino del héroe para guiarlos continuamente dentro de la historia, así no se desvía su atención por al menos una hora, que es lo que dura el espectáculo. Puede que nosotros tal vez tengamos la ventaja de tenerlos acorralados en el teatro –ríe–, sin embargo, igual tenemos que lograr que siga mirando hacia el frente, y si a la vez mira para el costado que también esté sucediendo algo… una transición, que sienta que todo está conectado. Rompiendo así la cuarta pared y que ellos estén inmersos en el mundo de “La Granja de Zenón”.

¿Dónde y cómo asistir al evento?
"La Granja de Zenón": El Gran Gallo.

Ubicación: Arena Perú - Jardín.

Fecha y hora: 14 y 15 de octubre a las 3:00 p.m. y 5:00 p.m.


Adquiere tus entradas en con 16% de descuento en zonas Platinum, VIP y General con el Club de Suscriptores El Comercio.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más