Sonia del Águila

Érika Villalobos no siempre se imaginó como actriz. Alguna vez pensó en ser médica como su padre o arquitecta creativa. Pero cuando empezó a buscar el trabajo de sus sueños, el trabajo de sus sueños la encontró a ella. Llegó a la actuación de casualidad y ahora no podría estar apartada de esta. La artista se prepara para asumir uno de los retos actorales más demandantes y satisfactorios de una carrera de más de 25 años: protagonizar “Da Capo” (”Volver a empezar”), puesta en escena en la que sufrirá varias transformaciones, todas extremas, pero con gran esencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más