Un habitante de Wuhan que está en cuarentena por el coronavirus mira desde la ventana de su vivienda. (Reuters).
Un habitante de Wuhan que está en cuarentena por el coronavirus mira desde la ventana de su vivienda. (Reuters).
Redacción EC

La rápida propagación del obligó a China a poner en cuarentena a 50 millones de personas. Ocurrió el 23 de enero y hasta hoy la medida adoptada en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, no ha sido levantada. El lunes, Italia hizo lo mismo, pero, a diferencia del país asiático, la orden incluye a toda su población de 60 millones de personas.

Una cuarentena es un aislamiento temporal impuesto a personas, naves o animales que provienen de un país infectado por una enfermedad contagiosa.

Las autoridades chinas consideran que gracias a la separación de los enfermos de los sanos en Hubei el país frenó el avance de la enfermedad.

Los residentes de Wuhan tienen prohibido salir de sus viviendas incluso para comprar alimentos, que deben ser entregados. Las escuelas y la mayoría de las tiendas permanecen cerradas y las calles están prácticamente vacías.

Los habitantes de Wuhan no pueden salir de sus casas. (Foto: Reuters).
Los habitantes de Wuhan no pueden salir de sus casas. (Foto: Reuters).

Más de 119.100 personas han sido infectadas por el coronavirus en todo el mundo y 4.298 han muerto, la gran mayoría en China. Italia registra 10.590 casos y 827 muertes.

El origen de la cuarentena

Desde la Edad Media, grandes epidemias como la peste, el cólera y la fiebre amarilla obligaron a implementar cuarentenas en los territorios afectados.

En los siglos XIV y XV aparecieron las primeras medidas documentadas de aislamiento. Buques procedentes de zonas infestadas de peste fueron puestos en cuarentena en Dubrovnik (Croacia) en 1377 y luego en Venecia (Italia) a partir de 1423, de acuerdo con la agencia AFP.

Durante este tiempo, se estima que un tercio de la población europea murió.

La duración del aislamiento, 40 días, dio origen a la palabra “cuarentena”. Los establecimientos que acogieron a las tripulaciones confinadas llevaban el nombre de ‘lazaret’, deformación del nombre del islote en la laguna veneciana donde atracaban los buques, Santa Maria di Nazaret, o referencia al leproso de la Biblia, Lázaro, explica AFP.

Restricción de viajeros, cierre de fronteras y cuarentenas en el mundo por coronavirus. (AFP).

Según BBC Mundo, el impacto de la epidemia llevó a tomar medidas extremas. Por ejemplo, menciona que en 1374, el señor de Milán Bernabé Visconti declaró que todas las personas con peste debían ser sacadas de la ciudad a los campos, para que se recuperaran o murieran lejos.

BBC Mundo explica que una estrategia similar se utilizó en el concurrido puerto mediterráneo de Ragusa (Croacia), donde el médico jefe, Jacobo de Padua, aconsejó establecer un lugar fuera de los muros de la ciudad para el tratamiento de personas enfermas y extraños que llegaran buscando una cura.

Las medidas demostraron ser solo modestamente efectivas y llevaron al Gran Consejo de esa ciudad a tomar otras más radicales para prevenir la propagación de la epidemia, indica BBC Mundo.

En 1377, el Gran Consejo aprobó una ley que establecía un trentino, o un período de aislamiento de 30 días, para los ciudadanos o visitantes de áreas endémicas de peste antes de ser admitidos.

Durante los siguientes 80 años, se introdujeron leyes similares en Marsella, Pisa, Génova y Venecia.

Pero fue la República de Venecia la que, en 1423, dio un paso más adelante. Se creó el primer hospital de aislamiento en la historia, en una pequeña isla, justo al lado de Lido en el borde oriental de la laguna veneciana, que lleva el nombre de Lazzaretto Vecchio o Lazareto Viejo, de acuerdo con BBC Mundo.

Cualquiera que mostrara síntomas de la peste bubónica era retirado inmediatamente de Venecia y llevado a remo a la desolada isla. Muy pocos sobrevivieron.

Las cuarentenas fueron luego regularmente adoptadas en Europa durante epidemias, hasta la gran pandemia de cólera que afectó al continente en los años 1830.

Luego apareció el término “cordón sanitario”, que nació en Francia en el siglo XIX cuando en 1821 París envió 30.000 soldados para bloquear la frontera con España, a fin de impedir la propagación de una epidemia de fiebre amarilla.

Pero mucho antes de esa fecha, se establecieron barreras sanitarias durante grandes epidemias de peste, recuerda Tom Solomon. Este especialista británico en enfermedades emergentes de la Universidad de Liverpool cita “el famoso ejemplo” del aislamiento voluntario en 1665 del pueblo de Eyam (Inglaterra) después de un caso de peste, para evitar contaminar al resto de la región.

En el sureste de Francia, en 1721 se levantó un “muro de la peste” en Vaucluse (sur) a lo largo de 27 km para proteger la región de la peste que causaba estragos en la ciudad de Marsella y en la región de Provenza.

La epidemia de ébola también obligó a la imposición de cuarentenas. (Foto: AFP).
La epidemia de ébola también obligó a la imposición de cuarentenas. (Foto: AFP).

Más recientemente, durante la epidemia de Ébola en África occidental (2013-2016), se impusieron en varias ocasiones medidas de cierre de fronteras, confinamiento y cuarentena.

Por ejemplo, los seis millones de habitantes de Sierra Leona se vieron obligados a permanecer en sus hogares durante tres días en setiembre del 2014 y de nuevo en marzo del 2015.

Hoy China ha empezado a ganarle terreno a la epidemia de coronavirus y proyecta una pronta vuelta a la normalidad. Por lo pronto, el presidente Xi Jinping visitó el martes Wuhan, enviando el mensaje de que su país está controlando la situación. De los miles de nuevos contagios de Covid-19 reportados a diario, el gigante asiático reportó solo 19 el martes. Con el aislamiento hasta el 3 de abril Italia busca el mismo objetivo.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: OMS declaró pandemia al COVID-19

TE PUEDE INTERESAR