Malasia: Interpol duda sobre atentado terrorista contra avión
Malasia: Interpol duda sobre atentado terrorista contra avión

Lyon (Francia) (EFE). Interpol señaló hoy respecto que "cuanta más información tenemos, más nos lleva a pensar que no se trató de un atentado terrorista".

El secretario general de Interpol, Ronald K. Noble, reveló en rueda de prensa la identidad de dos iraníes que embarcaron con pasaportes robados de dicha compañía, un dato con el que pretenden obtener más información para "determinar si se trataba o no de un atentado terrorista".

Interpol mostró a los medios una imagen supuestamente de los dos pasajeros que subieron lugar al que llegaron el 28 de febrero desde Doha (Catar) con documentación iraní.

Se trata, según la información que consta en sus pasaportes iraníes, de Pouri Mour Mohammadi, de 19 años, y de Delavar Seyed Mohammadreza, de 29.

Esa organización explicó que en un principio habían identificado otros tres pasaportes sospechosos, un canadiense, un moldavo y un indonesio, que finalmente resultaron no ser robados.

El avión, en el que viajaban 239 personas entre la capital de Malasia y Beijing, desapareció de los radares una hora después de su despegue, sin que se haya vuelto a tener noticias del aparato.

PASAPORTES ROBADOS
Noble aseguró que la colaboración con el conjunto de países es buena, aunque insistió en que en Asia debería utilizarse con mayor frecuencia la base de datos creada en 2002 que recoge la información de documentación sustraída.

"Cuatro de cada diez pasajeros en vuelos internacionales podrían estar en posesión de pasaportes que fueron declarados robados", aseguró Noble, quien precisó que suelen ser sus propietarios legítimos quienes, tras haber denunciado su pérdida, los encuentran y vuelven a utilizarlos.

Los países que recurren con mayor frecuencia a la base de datos que se creó a raíz del atentado del 11 de setiembre de 2001 son el Reino Unido y los Emiratos Árabes Unidos, por lo que Interpol insistió en que se refuercen los controles en las fronteras.