Redacción EC

Nueva Delhi. [EFE]. El festival hindú de Holi de la quedó este martes contenido por los temores del brote de en el país, reduciendo las multitudinarias fiestas en las que los indios se cubren unos a otros de colores a pequeños grupos familiares para bajar el riesgo de contagio.

Los casos pasaron de tres a 56 en las últimas semanas, buena parte de ellos extranjeros, según los datos más recientes de las autoridades, coincidiendo con las vísperas de la celebración y la llegada de turistas al país para el festival más alegre y conocido de la India.

Las familias indias y los juerguistas de todo el país se cubren de polvo de colores

La celebración usualmente congrega enormes grupos de personas en todo el país que restriegan a mano las caras de cualquiera que este a su paso con kilos de gulal, el tradicional polvo de colores usado para pintarse en esta fechas.

No hay días como el de Holi, esta es probablemente la única fecha del año en la que el país tradicionalmente conservador que ve con pudor el contacto físico entre hombres y mujeres en público, pierde la cabeza y rompe con las barreras sociales y se tocan unos a otros sin distingo de clase social, casta o género.

Sin embargo, este año la preocupación general de un brote dentro de la nación con más de mil millones de habitantes hizo descender la euforia de la fiesta. Nueva Delhi, la capital del país, amaneció este martes menos concurrida de lo normal.

Aún con pocos transeúntes, algunos vendedores seguían en las calles para intentar vender las ingentes cantidades de gulal que se quedaron estancadas por la caída de las ventas, después de que la aparición de los nuevos casos hiciera que, esta vez, tocarse unos a otros fuera casi prohibitivo.

Algunos vendedores ambulantes de los polvos intentaban aclarar que el gulal fue hecho en Delhi, y no en China, donde se originó el virus, para atraer el interés de los compradores.

Es el Holi más inusual que he presenciado. La gente no se ha aventurado a celebrar tanto como lo haría normalmente debido a los disturbios y el coronavirus”, dijo Karan Aggarwal, un vendedor en de Old Delhi (la vieja Delhi), en el centro de la capital.

Países y territorios con casos confirmados del nuevo coronavirus, al 10 de marzo a las 09:00 horas (GMT). (AFP).
Países y territorios con casos confirmados del nuevo coronavirus, al 10 de marzo a las 09:00 horas (GMT). (AFP).

Miedo a los extranjeros

Muchas personas decidieron alejarse de las multitudes celebrando las fiestas en casa.

Este año me quedaré en casa, porque en las fiestas de Holi siempre hay muchos extranjeros”, explicó un habitante de un barrio del sur de la capital india refiriéndose al hecho de que la mayoría de los contagios en el país fueron originados por contactos con turistas foráneos.

Mientras tanto un pequeño hotel, justo frente a su casa, que recibe a diario decenas de mochileros celebraba la fiesta a solas con sus huéspedes.

Las visas para visitantes de Italia, Irán, Corea del Sur, Japón y China siguen suspendidas, y el gobierno ha exhortado a los indios a no visitar países donde el número de contagios es alto.

El propio primer ministro Indio, Narendra Modi, cuya visita al vecino Bangladesh para un acto de Estado fue cancelada a causa del virus, dijo que no participaría en las celebraciones de Holi como medida de seguridad ante el brote, lo que provocó la preocupación de la nación frente a las celebraciones.

Expertos de todo el mundo han aconsejado reducir las reuniones masivas para evitar la propagación del nuevo coronavirus COVID-19. Por lo tanto, este año he decidido no participar en ningún programa de Holi Milan (reunión)”, tuiteó Modi la semana pasada.

Las autoridades también emitieron un aviso antes del festival pidiendo a las personas que eviten las reuniones públicas lo que resultó en la cancelación de muchas fiestas Holi.

A pesar de todo: es Holi

Sin embargo, el festival que se celebra justo antes del equinoccio de primavera, no es un día que se puede posponer en un país profundamente ferviente de sus tradiciones, y que celebra este día el triunfo del amor.

Una de las historias más compartidas sobre el origen de la celebración, que acontece con la llegada de la luna llena de marzo, habla sobre al travieso dios Krishna y su inmortal amor por Radha, a quien aplicó colores en la cara para oscurecerla ya que era más clara de piel que él.

Es por ello que en poblados como Vrindavan, el corazón del descocado festival, y muchas otras ciudades, mantuvieron su más tradicional celebración por la que siente mucho más fervor que miedo por el coronavirus, aunque sí, muchos de ellos han acudido con máscaras.

VIDEO RECOMENDADO

Epidemia del coronavirus se propaga y aumentan las medidas de protección. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR