• Viajeros con máscaras protectoras por el coronavirus caminan por un paso elevado en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL).
    1/10

    Viajeros con máscaras protectoras por el coronavirus caminan por un paso elevado en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL). / DIEGO AZUBEL

  • Estudiantes que usan máscaras faciales contra el coronavirus  se preparan para cruzar la calle en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL).
    2/10

    Estudiantes que usan máscaras faciales contra el coronavirus se preparan para cruzar la calle en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL). / DIEGO AZUBEL

  • Niños con mascarillas como medida preventiva contra el coronavirus escuchan una historia en un jardín de infancia de Bangkok. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL).
    3/10

    Niños con mascarillas como medida preventiva contra el coronavirus escuchan una historia en un jardín de infancia de Bangkok. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL). / DIEGO AZUBEL

  • Trabajadores son vistos junto a una pancarta que promueve el lavado de manos, el uso de mascarillas y el distanciamiento social en un mercado de Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL).
    4/10

    Trabajadores son vistos junto a una pancarta que promueve el lavado de manos, el uso de mascarillas y el distanciamiento social en un mercado de Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL). / DIEGO AZUBEL

  • Un vendedor ambulante es visto junto a su carrito cargado de calamares secos para la venta en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/RUNGROJ YONGRIT).
    5/10

    Un vendedor ambulante es visto junto a su carrito cargado de calamares secos para la venta en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/RUNGROJ YONGRIT). / RUNGROJ YONGRIT

  • A una mujer que ingresa a un mercado de alimentos se le revisa la temperatura en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL).
    6/10

    A una mujer que ingresa a un mercado de alimentos se le revisa la temperatura en Bangkok, Tailandia. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL). / DIEGO AZUBEL

  • Una pareja utiliza sus teléfonos móviles dentro de un centro comercial en Bangkok, Tailandia, 31 de agosto de 2020. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL).
    7/10

    Una pareja utiliza sus teléfonos móviles dentro de un centro comercial en Bangkok, Tailandia, 31 de agosto de 2020. (EFE/EPA/DIEGO AZUBEL). / DIEGO AZUBEL

  • En esta foto de archivo tomada el 20 de agosto de 2020, pasajeros con máscaras faciales como medida preventiva contra la propagación del nuevo coronavirus salen de una estación de trenes de cercanías en Bangkok. (AFP / Mladen ANTONOV).
    8/10

    En esta foto de archivo tomada el 20 de agosto de 2020, pasajeros con máscaras faciales como medida preventiva contra la propagación del nuevo coronavirus salen de una estación de trenes de cercanías en Bangkok. (AFP / Mladen ANTONOV). / MLADEN ANTONOV

  • Un vendedor que usa una mascarilla como medida preventiva contra la propagación del coronavirus se sienta junto a una estatua de Buda mientras espera a los clientes en un mercado de amuletos en Bangkok. Foto del 2 de junio de 2020. (AFP / Mladen ANTONOV).
    9/10

    Un vendedor que usa una mascarilla como medida preventiva contra la propagación del coronavirus se sienta junto a una estatua de Buda mientras espera a los clientes en un mercado de amuletos en Bangkok. Foto del 2 de junio de 2020. (AFP / Mladen ANTONOV). / MLADEN ANTONOV

  • En esta foto de archivo tomada el 13 de julio de 2020, un títere tradicional tailandés pretende tomar la temperatura de un visitante en el Santuario Erawan en Bangkok. (AFP / Mladen ANTONOV).
    10/10

    En esta foto de archivo tomada el 13 de julio de 2020, un títere tradicional tailandés pretende tomar la temperatura de un visitante en el Santuario Erawan en Bangkok. (AFP / Mladen ANTONOV). / MLADEN ANTONOV

Redacción EC

cumplió este miércoles 100 días sin registrar ningún contagio local de , tras aplicar estrictas medidas como el cierre de las fronteras que le han permitido controlar la pandemia, aunque a costa de dañar la economía.

MIRA. “Mi cerebro está roto”: las últimas palabras de la meteoróloga que murió a los 42 años

Las autoridades tailandesas anunciaron hoy ocho nuevos casos del nuevo coronavirus, importados de Estados Unidos, Australia y Japón, lo que eleva el total acumulado desde enero a 3.425, incluidos 58 muertos, y sitúa a Tailandia como uno de los países menos afectados del mundo por la pandemia.

Tailandia fue el primer país en detectar, en enero, un contagio de COVID-19 fuera de China, probable origen de la pandemia.

A pesar de su cercanía con el gigante asiático y de ser el principal destino de los turistas chinos, Tailandia se ha librado del gran incremento de infecciones de otros países como India, Estados Unidos o España, e incluso de las altas cifras registradas en naciones más cercanas como Indonesia (con 178.000 casos) o Filipinas (con 224.000).

El pasado marzo, el gobierno ordenó controles de movimiento, un toque de queda nocturno, el uso obligatorio de mascarillas en lugares como supermercados o transportes públicos y el cierre de las fronteras y de la mayoría de los negocios y oficinas, aunque no decretó un confinamiento estricto.

Las medidas empezaron a relajarse en junio, aunque en este momento las fronteras continúan estando cerradas para los turistas y el pasado 21 de agosto las autoridades decidieron ampliar por quinta vez la ley de emergencia hasta el 31 de septiembre.

El cierre de fronteras y la caída de la demanda exterior ha supuesto un duro golpe para la economía tailandesa, que entró en recesión al caer el producto interior bruto (PIB) un 12,2 % en el segundo trimestre del año, tras una contracción del 2 % en los primeros tres meses.

Según el pronóstico del Banco de Tailandia, el PIB perderá este año un 8,1 % respecto al año anterior, el peor dato económico desde la crisis financiera que asoló el país y gran parte del Sudeste Asiático en 1998.

Las autoridades han aprobado paquetes millonarios de ayuda para paliar los efectos económicos de la pandemia en sectores como el turismo, que este año recibirá un 80 % menos de visitantes que en 2019, cuando acogió a unos 40 millones.

Fuente: EFE

VIDEO RECOMENDADO

Robot evita contagios y anima a enfermos de COVID-19 en un hospital de Ciudad de México
LaLuchy Robotina es un robot humanoide de color blanco. Mide 1.40 metros de altura y 37 kilos de peso. Su invención, va mucho más allá de un prototipo para demo

TE PUEDE INTERESAR