El pequeño Dominick Krankall, de 6 años, sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en su rostro y otras partes del cuerpo. (Captura de video / YouTube/WNBC).
El pequeño Dominick Krankall, de 6 años, sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en su rostro y otras partes del cuerpo. (Captura de video / YouTube/WNBC).
Redacción EC

Un nuevo caso de bullying conmociona a luego de que un niño de 6 años sufriera quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro y otras partes de su cuerpo, cuando un amigo del barrio le lanzó una pelota de tenis prendida en fuego.

El último domingo, el pequeño Dominick Krankall se encontraba en su casa de Connecticut y fue llamado por un niño de 8 años, cuyo nombre no ha sido revelado, para jugar junto a otros amigos, señala el diario .

MIRA: Quiénes son el estadounidense y el ruso liberados en un intercambio de prisioneros entre EE.UU. y Rusia

La madre de Dominick le dio permiso para salir, pero a los minutos escuchó fuertes gritos en la calle y vio cómo su hijo pedía auxilio tras haber sido atacado. “¡Mami, me prendieron fuego! ¡Me prendieron fuego!”, exclamaba el pequeño, según cuenta su hermana Kayla Deegan.

Tan pronto como bajó las escaleras, el abusador lo llamó por su nombre y lo atrajo a la vuelta de la esquina”, declaró Kayla a un medio local, para agregar que “en cuestión de segundos volvió gritando que sus amigos lo habían quemado”.

Según la hermana, el niño de 8 años encendió la pelota de tenis que empapó previamente de gasolina y “simplemente se la arrojó a la cara de mi hermano, y luego lo vio arder y se alejó corriendo”.

MIRA: Anthony Fauci aseguró que Estados Unidos salió de la fase de pandemia por coronavirus

Las autoridades de Bridgeport llegaron hasta el domicilio de manera inmediata para auxiliar al menor, según constata el reporte policial. Dominick fue trasladado de emergencia a la unidad de quemados del Hospital Bridgeport.

Para Maria Rua, madre de Dominick, el acosador de su hijo “arrojó a propósito una pelota bañada en gasolina en su cara. Se lo arrojaron y lo dejaron afuera solo para que muriera”, dijo.

El pequeño está siendo tratado por quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro y otras partes de su cuerpo y los médicos del hospital señalaron que esperan una pronta recuperación.

John Cappiello, un portavoz del hospital, señaló a la prensa que Dominick se encuentra en buenas condiciones desde este miércoles por la mañana.

Las investigaciones

Según el informe policial al que tuvo acceso el Post, “hasta cuatro niños sin supervisión fueron vistos jugando con gasolina y prendiendo fuego a objetos”.

“Actualmente, el incidente aún está bajo investigación en cuanto a la causa exacta de las lesiones por quemaduras por parte de la Policía de Bridgeport y los Equipos de Investigación de Bomberos y Bomberos del Estado de Bridgeport”, escribió la policía en el informe.

Hasta este miércoles no se han presentado cargos por parte de la familia de Dominick; asimismo, el niño de 8 años ni su familia han sido identificados públicamente.

La familia del pequeño inició una colecta a través de GoFundMe para recaudar dinero para los gastos médicos. Hasta el momento obtuvieron más de US$ 76 mil.

Aaron Krankall, padre de la víctima, señaló que estaban agradecidos por el apoyo de la comunidad. “Le digo a Dominick que todas estas personas te aman y se preocupan por ti. Todo el mundo está realmente ayudando. Toda la comunidad se está uniendo”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más