Se trata de una promesa de campaña. Cuando Joe Biden aspiraba a llegar a la Casa Blanca, sostuvo que revertiría algunas decisiones tomadas por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con respecto a Cuba. Un poco más de un año después de ocupar la Oficina Oval, Biden cumple con su palabra.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más