El niño y los policías de Illinois, Estados Unidos, sufrieron heridas menores. (Captura de video).
El niño y los policías de Illinois, Estados Unidos, sufrieron heridas menores. (Captura de video).

Cada segundo se convirtió en un momento crucial para salvar la vida de un niño de 9 años, quien cayó a un lago congelado en Aurora, una ciudad de Illinois en .

Antes de las 4:30 de la tarde del 23 de noviembre, la línea del 911 respondió a un angustioso llamado: “una persona se está ahogando”.

MIRA: Asesinan a mujer embarazada de 9 meses y roban a su bebé tras contactarla por Facebook para regalarle ropa

De inmediato, dos oficiales de policía emprendieron una carrera contra el reloj para llegar tan pronto como pudieran al lugar del hecho, pero lo que no se imaginaron es que encontrarían a un pequeño niño de 9 años intentando luchar por su vida en aguas bajo cero.

Una adulta mayor, en un impulso desesperado por salvarlo, también cayó al lago, por lo que ahora eran dos vidas en peligro.

El rescate

En un esfuerzo combinado lleno de valentía, los dos agentes decidieron arriesgar sus propias vidas para salvar las de ambas personas vulnerables.

En cuestión de segundos otro grupo de agentes que llegó a la escena sacó el equipo de rescate y los policías sin pensarlo se ataron una soga a la cintura y saltaron al agua congelada.

“Sé que no soy un nadador olímpico, así que sabía que no iba a poder nadar con las otras dos personas en el agua”, confesó Andrew Soderlund, uno de los oficiales para el canal CBS, por lo que necesitaron de la ayuda de su equipo para halarlos desde afuera del lago con la soga.

Afortunadamente, estos “héroes sin capa”, como calificaron a los dos agentes, lograron rescatar a la adulta y al menor.

Según el reporte del Departamento de Policía de Aurora, “los oficiales que nadaron para rescatar al niño sufrieron heridas leves”, por lo que fueron trasladados a un hospital del Departamento de Bomberos de Aurora, al igual que el menor.

Mientras que la adulta mayor fue atendida en el lugar de los hechos y no presentó heridas.

Además, los agentes lograron determinar que el hecho ocurrió cuando el niño caminó sobre la superficie de hielo que recubría el lago para rescatar su balón de fútbol, pero esta se rompió y él cayó al agua grados bajo cero.