Banderas de Estados Unidos ondean frente a la Iglesia de Lakewood el 28 de junio de 2005 en Houston, Texas. (Foto AP / Archivo Pat Sullivan).
Banderas de Estados Unidos ondean frente a la Iglesia de Lakewood el 28 de junio de 2005 en Houston, Texas. (Foto AP / Archivo Pat Sullivan).
Agencia AP

Agencia de noticias

Durante más de siete años, nadie ha sabido qué sucedió con US$600.000 en cheques y efectivo que fueron robados de una caja fuerte en la megaiglesia del pastor Joel Osteen en , que tiene una de las congregaciones más grandes de .

Ahora, hay un posible giro en la trama del caso: es posible que el dinero nunca haya salido de la iglesia y un plomero podría haber ayudado a resolver el misterio.

MIRA: La nueva empresa de redes sociales de Trump recauda un capital de 1.000 millones de dólares

La policía de Houston está investigando si el dinero en efectivo y los cheques descubiertos por un plomero durante el trabajo de reparación que se estaba realizando en Lakewood Church están relacionados con un robo en el 2014.

La investigación revivida se produce después de que un plomero llamara el jueves a “The Morning Bullpen with George, Mo & Erik on 100.3 The Bull”, durante un segmento en la estación de radio de Houston en el que se pidió a las personas que hablaran sobre las cosas de valor más inusuales que jamás habían tenido.

Algunas personas que llamaron hablaron sobre encontrar 100 dólares o un anillo antes de que el plomero saliera al aire con su historia de lo que encontró mientras reparaba un inodoro con fugas en la iglesia hace unas cuatro semanas.

La iglesia Lakewood. (Foto: AP).
La iglesia Lakewood. (Foto: AP).

“Fui a quitar el inodoro y quité un poco de aislamiento y unos 500 sobres se cayeron de la pared. Yo estaba como ‘oh wow’. Alumbré con mi linterna, brilló allí“, dijo el plomero en un audio proporcionado por la estación de radio de Houston.

El plomero, que solo se identificó como Justin, le dijo al programa de radio que pensaba que los sobres llenos de dinero estaban relacionados con el robo de 2014 e inmediatamente le avisó al supervisor de mantenimiento de la iglesia, quien luego se comunicó con la policía.

George Lindsey, uno de los presentadores del programa, dijo que la historia del plomero es “la más fuera de lo común que hemos tenido como parte de nuestro programa”.

“Realmente parecía que esto era una película. Esta es una trama de película. Esto no es algo que ocurra en la vida diaria. Nos quedamos absolutamente impresionados“, dijo Lindsey. “Usted especula. ¿Qué es esto? ¿Qué sucedió? ¿Por qué no volvió nadie a buscar este dinero? ¿Qué hace en una pared? ¿Por qué nadie lo descubrió antes?”.

Lakewood Church confirmó el relato del plomero sobre lo que encontró.

En un comunicado, Lakewood Church dijo que recientemente se encontró una cantidad no revelada de efectivo y cheques durante los trabajos de reparación, pero no ofreció detalles adicionales sobre el descubrimiento o si podría estar relacionado con los US$600.000 faltantes.

“Lakewood notificó inmediatamente al Departamento de Policía de Houston y los está ayudando con su investigación. Lakewood no tiene más comentarios en este momento “, dijo la iglesia en su breve declaración.

En un comunicado el viernes, la policía de Houston dijo que los oficiales fueron llamados a la iglesia el 10 de noviembre después de que se encontró efectivo, cheques y giros postales dentro de una pared.

Mientras continúa la investigación, la evidencia de los cheques que se encontraron sugiere que el dinero descubierto en el muro está relacionado con el robo de 2014, dijo la policía.

La cantidad de dinero no revelada que se encontró en el muro fue inventariada y “se dejó bajo la custodia de la Iglesia Lakewood ya que era una propiedad encontrada en sus instalaciones”, dijo la policía.

En marzo de 2014, la iglesia denunció el robo de US$200.000 en efectivo y US$400.000 en cheques. La iglesia había informado que el dinero y los cheques tomados, así como algunos sobres con información escrita de la tarjeta de crédito, provenían de los fondos entregados durante los servicios del sábado y domingo días antes.

La iglesia había dicho que los fondos robados estaban totalmente asegurados.

Poco después del robo, se ofreció una recompensa de US$25.000 para obtener información sobre los responsables. No se realizaron arrestos en el caso.

Lindsey dijo que el plomero debería recibir algún tipo de recompensa por lo que encontró.

Aproximadamente 43.500 personas asisten a los servicios semanales en Lakewood, lo que la convierte en la megaiglesia más grande de los EE.UU., según el Instituto Hartford para la Investigación de la Religión. Los sermones televisados llegan a unos 100 países.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Derechista Kast e izquierdista Boric pasan a segunda vuelta en Chile

TE PUEDE INTERESAR