La policía arma barricadas en previsión de una protesta en San Francisco, California, el 11 de enero de 2021.  (Foto de JOSH EDELSON / AFP)
La policía arma barricadas en previsión de una protesta en San Francisco, California, el 11 de enero de 2021. (Foto de JOSH EDELSON / AFP)
/ JOSH EDELSON
Agencia AFP

El concejo municipal de desistió de usar “ asesinos” en la lucha contra el crimen, que de forma sorpresiva votó este martes contra la propuesta que había aprobado hace una semana.

“A pesar de algunas preocupaciones éticas, la semana pasada apoyé la legislación, pero me he sentido mal sobre esto en los últimos días”, dijo este martes el miembro de la junta de supervisores, instancia gubernamental que cumple las funciones de un concejo municipal en San Francisco.

MIRA AQUÍ: Qué se sabe de David DePape, el autor del ataque con martillo a Paul Pelosi en su casa de San Francisco

“No creo que robots armados y controlados de forma remota nos garanticen seguridad”.

La votación de este martes, que inicialmente debía ser una formalidad, fue un inesperado revés luego de que la semana pasada la junta de gobernadores aprobara el uso de máquinas letales como “último recurso” en situaciones muy peligrosas.

El uso de estos robots con poder letal es defendido por el departamento de la policía de San Francisco en casos puntuales como tiroteos, ataques suicidas u otro tipo de situaciones violentas con la intención de no colocar en riesgo la vida de oficiales.

El departamento de policía de San Francisco ya cuenta con una pequeña flota de robots que entran en escena en casos específicos como amenazas con explosivos.

MÁS INFORMACIÓN: Robotaxis en Estados Unidos: qué son y cómo funcionan los autos sin conductor

Sin embargo, el proyecto levantó controversia entre la ciudadanía que, a pesar de reclamar sobre el aumento de la criminalidad en los últimos meses, teme que dé paso a escenarios distópicos similares al popular filme “Exterminador” o la exitosa serie de Netflix “Black Mirror”.

Una protesta antecedió la reunión de este martes en el centro de poder de San Francisco.

La junta de supervisores decidió de forma unánime que el proyecto necesita ser reevaluado y amerita mayores ajustes para su implementación.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más