Este medidor marca el nivel de radiación en la zona de exclusión de la planta de Chernóbil, en la villa de Rahivka, en Ucrania (Reuters).
Este medidor marca el nivel de radiación en la zona de exclusión de la planta de Chernóbil, en la villa de Rahivka, en Ucrania (Reuters). / STRINGER
Redacción EC

La población que aún vive en los alrededores de la malograda central nuclear de , aquella que estalló en 1986 y produjo el peor desastre nuclear de la historia, está en vilo desde hace diez días por un peligroso incendio forestal que se acerca amenazante a los depósitos radiactivos de la central, ubicada en Ucrania.

Aunque los funcionarios de emergencia han dicho que han extinguido el fuego en el área contaminada con radiación, la amenaza sigue latente pues aún hay focos aislados que acechan la planta, que está desmantelada pero aún tiene altos niveles de radiación.

Después de días de alta tensión, hoy finalmente cayó la esperada lluvia en la zona norte de Kiév, lo que alivió el trabajo de más de 500 bomberos desplegados en la zona, además de aviones y helicópteros que no cesan de lanzar agua sobre los bosques.

En las últimas horas el fuego se desataba con furia en la zona de exclusión de la central nuclear y también alcanzó la localidad de Prípiat, que está a dos kilómetros de los depósitos con residuos radiactivos de la planta de .

La Zona de Exclusión de Chernóbil tiene una extensión de 2.600 kilómetros cuadrados y se estableció después del desastre ocurrido en abril de 1986 que provocó una nube radiactiva que afectó a buena parte de Europa. La zona está prácticamente despoblada, aunque unas 200 personas han permanecido allí pese a las órdenes de marcharse.

Esta foto tomada el pasado 10 de abril muestra el fuego a unos 30 kilómetros de la zona de exclusión de la planta nuclear de Chernóbil, no muy lejos de donde están los reactores. (AFP)
Esta foto tomada el pasado 10 de abril muestra el fuego a unos 30 kilómetros de la zona de exclusión de la planta nuclear de Chernóbil, no muy lejos de donde están los reactores. (AFP) / VOLODYMYR SHUVAYEV

El temor se centra en que el fuego podría liberar nubes de humo radiactivo y trasladarse hacia Kiev, la capital ucraniana, pese a que un moderno sarcófago cubre desde el 2016 el cuarto reactor, el cual supuestamente está asegurado por los próximos cien años.

Sin embargo, el Servicio Estatal para Situaciones de Emergencia de Ucrania informó este martes que la situación estaba bajo control. “No hay amenaza para la central nuclear de Chernóbil, ni para el almacenaje de residuos de combustible ni otras instalaciones críticas”, dijo el jefe del servicio de emergencias, Mykola Chechetkin,

Temor latente

No obstante, en los últimos días activistas en la zona no han cesado de encender la luz de alarma. “La situación es crítica. La zona está en llamas. Las autoridades rinden cuentas de que todo está bajo control, pero en realidad el fuego está invadiendo de manera inusitada nuevos territorios”, escribió en Facebook Yaroslav Yemeliánenko, miembro del consejo público adscrito a la Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión.

Yemeliánenko subrayó que el incendio llegó a menos de dos kilómetros de los depósitos de residuos radiactivos Podlesni, donde están los residuos más altamente radiactivos de toda la zona de Chernóbil y de la misma planta.

Greenpeace Rusia también advirtió del peligro y señaló que la situación es mucho peor de lo que han declarado las autoridades de Ucrania. Según esta ONG, imágenes satelitales mostraban que el incendio forestal cubrió hasta 12 mil hectáreas y a solo un kilómetro de distancia de Chernóbil, mientras que oficialmente se dijo que el incendio cubría un área de 20 hectáreas.

Las autoridades informaron que el pasado 6 de abril un sujeto confesó que prendió fuego en el bosque “por diversión”, y que luego ya no pudo controlar las llamas debido al viento.

_________________

VIDEO RECOMENDADO

Incendio forestal se intensifica cerca a la zona nuclear de Chernobyl

TE PUEDE INTERESAR