Fotografía de archivo que muestra el humo emitido desde las torres de una planta química en Tiajin (China). (EFE)
Fotografía de archivo que muestra el humo emitido desde las torres de una planta química en Tiajin (China). (EFE)
Agencia AFP

Agencia de noticias

Decenas de y de gobierno mostrarán sus ambiciones para luchar contra el calentamiento climático en una cumbre virtual destinada a redoblar esfuerzos, cinco años después del .

Estos dirigentes, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel o el presidente chino Xi Jinping, así como representantes empresariales, de la sociedad civil y pueblos indígenas, participarán en esa cumbre organizada por Naciones Unidas, Reino Unido y Francia, junto con Chile e Italia.

Les oradores fueron seleccionados por la ambición de sus objetivos con el clima, según los organizadores, quienes prometen que “no habrá lugar para declaraciones generales”.

Entre los ausentes, figuran Brasil y Australia, cuyos objetivos son considerados insuficientes.

La cumbre, que se considera una etapa con miras a la COP26, que tendrá lugar en noviembre de 2021 en Glasgow, Escocia, la abrirá el primer ministro británico Boris Johnson a las 14H00 (hora local y GMT).

“Nuestras acciones como dirigentes no deben estar motivadas por la timidez o la prudencia, sino por una ambición a gran escala”, dijo antes de la cumbre.

Anunció en un comunicado que el Reino Unido dejará “en cuanto sea posible” de apoyar financieramente proyectos de energías fósiles en el extranjero. El gobierno británico se comprometió además a reducir las emisiones de CO2 de al menos 68% de aquí a 2030.

“Hay razones para tener esperanza” -

El 12 de diciembre de 2015, entre los vivas de las delegaciones de 195 países, se clausuraron 13 días de duras negociaciones en la reunión de la ONU sobre el clima COP21.

Casi todo el planeta se comprometió a reducir el calentamiento “claramente” por debajo de +2°C, y si posible de +1,5°C, con relación a la era pre-industrial.

Pero tras la decisión histórica, el entusiasmo decayó, laminado un año más tarde por la elección de Donald Trump, en Estados Unidos, quien anunció la retirada de la segunda economía mundial del Acuerdo de París.

Pese a la presión de la opinión pública, en la actualidad “las políticas climáticas no están aún a la altura del reto”, denunció recientemente el secretario general de la ONU Antonio Guterres.

“Estamos en 1,2°C de calentamiento y observamos ya extremos climáticos y una volatilidad sin precedentes”, insistió.

Canículas, huracanes sucesivos, grandes incendios forestales, inundaciones... La multiplicación de eventos devastadores son muestra inequívoca del calentamiento del planeta, que acaba experimentar la década más caliente jamás observada.

Los firmantes del acuerdo de París deben someter antes del fin de 2020 una revisión de sus compromisos. Pero solo ya lo hicieron unos veinte países, que representan menos del 5% de las emisiones mundiales.

“Se siente que hay necesidad de relanzar la máquina china”, declaró la ministra francesa de Transición ecológica Barbara Pompili, interrogada el viernes por la AFP al margen del desplazamiento en Roma. “Es el momento para ciertos países de mostrar sus ambiciones”, agregó.

Antes de la cumbre, varios países anunciaron planes ambiciosos para reducir sus emisiones de gas de efecto invernadero.

Los 27 países de la UE acordaron el viernes reducir sus emisiones en “al menos 55%” de aquí a 2030 con relación al nivel de 1990, frente a -40% con anterioridad, con la finalidad de alcanzar en 2050 la neutralidad carbono.

China, el mayor contaminador del mundo, anunció recientemente su intención de alcanzar la neutralidad carbono de aquí a 2060, mientras que el presidente electo Joe Biden se comprometió a que Estados Unidos logre ese objetivo de aquí a 2050.

Para el director ejecutivo de Greenpeace, John Sauven, con esta cumbre “hay razones para tener esperanza”.

“Con Donald Trump fuera de la Casa Blanca y una acción a favor del clima más fuerte de China, Corea del Sur y Japón, tenemos ahora la posibilidad de congregar al mundo en un enorme esfuerzo para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero”, subrayó en un comunicado.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

París se adorna para una Navidad marcada por la pandemia

TE PUEDE INTERESAR