Una imagen fechada el 8 de noviembre de 2012 muestra al príncipe Felipe, duque de Edimburgo, reuniéndose con veteranos de guerra en el campo del recuerdo en la Abadía de Westminster en Londres, Gran Bretaña. (EFE / EPA / ANDY RAIN).
Una imagen fechada el 8 de noviembre de 2012 muestra al príncipe Felipe, duque de Edimburgo, reuniéndose con veteranos de guerra en el campo del recuerdo en la Abadía de Westminster en Londres, Gran Bretaña. (EFE / EPA / ANDY RAIN).
La Nación de Argentina, vía GDA

Dos sobrinos nietos y un primo de la familia alemana de participarán este sábado de su funeral. Se trata de una rama de la familia marcada bajo el signo del : sus cuatro hermanas mayores se casaron con hombres simpatizantes del nacional socialismo. De hecho, no fueron invitadas a la boda de Felipe y la todavía princesa Isabel por esa razón.

Sin embargo, Felipe mismo dejó por escrito que quería que su familia de sangre estuviera representada en su funeral. Así fue también en su vida, en la que se manejó bajo la premisa de que lo pasado debería ser pasado. Tenía una red de sobrinos y primos alemanes a los que era devoto.

De acuerdo con el Daily Mail, dos sobrinos nietos y un primo están haciendo cuarentena en una casa de Berkshire para poder asistir al funeral el sábado. Serán tres de los treinta exclusivos invitados a la ceremonia.

Los sobrinos nietos son el príncipe heredero de Baden, Bernhard y el príncipe Donato de Landgrave de Hesse; mientras que el primo es el príncipe Felipe de Hohenlohe-Langenburg.

Con solo treinta invitados permitidos dentro de la Capilla de San Jorge el sábado por la tarde, de acuerdo con los protocolos por coronavirus, significa que una décima parte de la congregación que rendirá homenaje al duque será de Alemania.

“Realmente es un honor increíble y todos estamos extremadamente conmovidos y privilegiados de ser incluidos en nombre de la familia en general”, dijo el príncipe Felipe, de 51 años, en un comunicado desde la casa donde él y sus primos deben permanecer aislados hasta el fin de semana.

Su abuela, la princesa Margarita, era la hermana mayor del duque. Felipe hizo muchas visitas a la casa familiar: el castillo de Langenburg en el sur de Alemania. El príncipe Bernhard, de cincuenta años, es nieto de la segunda hermana del duque, Theodora. El príncipe Donato, conocido como Don, de 54 años, es el jefe de la Casa de Hesse, en la que se casaron las dos hermanas menores del duque, Cecile y Sophie.

Estas familias, cuenta el Daily Mail, tienen en común un sinfín de hermosos recuerdos del “tío Felipe” que participaba en numerosas reuniones familiares. De hecho, muchos se refieren a él como el puente que ha mantenido a la actual familia real británica estrechamente conectada con la europea.

Son la otra familia real, los familiares que pueden no ser conocidos en el Reino Unido ni en el mundo pero que durante generaciones participaron en todas las fiestas en casas o picnics en Balmoral, Sandrigham y otros lugares. Siempre era en esta época del año que, tradicionalmente, el duque invitaba a muchos de sus familiares a uno de los eventos más destacados del calendario real: el Royal Windsor Horse Show.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

___________________________

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?

TE PUEDE INTERESAR