Vista general durante la votación para renovar la junta directiva de la Convención Constituyente en el ex Congreso Nacional de Chile, el 4 de enero de 2022. (JAVIER TORRES / AFP).
Vista general durante la votación para renovar la junta directiva de la Convención Constituyente en el ex Congreso Nacional de Chile, el 4 de enero de 2022. (JAVIER TORRES / AFP).
Agencia EFE

La convención que redacta la nueva Constitución de aprobó este miércoles la idea de incluir el acceso a una muerte digna en la nueva Carta Magna, un hecho calificado como histórico por numerosos constituyentes.

Por 116 votos (de 103 necesarios), 24 en contra y 11 abstenciones, el pleno dio luz verde a la idea de reconocer este derecho, que por ahora no existe en Chile y que ya forma parte el borrador final de la nueva ley fundamental.

MIRA: La mascarilla al aire libre deja de ser obligatoria en Chile tras más de dos años de pandemia

También con 118 votos se aprobó “el acceso a los cuidados paliativos a todas las personas portadoras de enfermedades crónicas avanzadas, progresivas y limitantes”.

“La gente merece morir dignamente, sabiendo que ya cumplió una etapa de su vida y no ver cómo la persona se marchita”, manifestó la constituyente independiente Carolina Sepúlveda.

En tanto, se rechazó un inciso que señalaba que “la Constitución asegura el derecho de las personas a tomar decisiones libres y autónomas sobre su vida (....)”, lo que era visto por los sectores más conservadores como una forma de incentivar la eutanasia.

MIRA: CorteIDH condena a Chile por discriminar a maestra de religión católica por su orientación sexual

“Muerte digna es el nombre que se le da a la propuesta de eutanasia. (...) Esto se está convirtiendo en una verdadera Constitución de la soberbia”, afirmó por su parte la constituyente de derecha Ruth Hurtado (Vamos por Chile). Este artículo era uno de los más polémicos de la votación del informe de la comisión de Sistemas de Conocimiento, una de las siete instancias temáticas del órgano dedicada a temas ligados a las culturas, las ciencias y la tecnología.

Chile inició en 2020 el proceso constituyente como la vía política para desarticular la ola de masivas protestas por la igualdad que comenzó en 2019 y dejó una treintena de fallecidos, miles de heridos.

En caso de aprobarse en el referéndum de salida, el próximo 4 de septiembre, la nueva ley fundamental sustituiría a la actual, heredada del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerada por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país por su corte neoliberal.

Chile discute desde 2018 un proyecto de ley que busca legalizar la eutanasia, que en abril de 2021 se aprobó en la Cámara de los Diputados y ahora está pendiente de revisarse en el Senado.

Pese a que es considerado como uno de los países más conservadores de Latinoamérica, en Chile la eutanasia cuenta con un alto respaldo ciudadano. Un 72 % de los chilenos se mostró de acuerdo con este derecho, según datos de la encuestadora Cadem.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más