Fotografía de archivo fechada el 29 de marzo de 2022 del candidato presidencial por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, durante un debate presidencial, en la sede de la Universidad Externado, en Bogotá (Colombia).
Fotografía de archivo fechada el 29 de marzo de 2022 del candidato presidencial por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, durante un debate presidencial, en la sede de la Universidad Externado, en Bogotá (Colombia). / EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda
Agencia AFP

El senador opositor y candidato colombiano de izquierda , favorito para las presidenciales de mayo, suspendió un viaje a la zona cafetera ante la sospecha de un plan para atentar contra su vida, denunció este martes su campaña.

Petro, de 62 años y quien domina la intención de voto de cara a la elección del 29 de mayo según varias encuestas, tenía previsto visitar el centro-oeste del país el martes y miércoles como parte de su gira electoral.

Mira: Colombia: investigan al comandante del Ejército por arremeter contra Petro, el favorito para ganar las presidenciales

Sin embargo su esquema de “seguridad recibió información de primera mano de fuentes en la zona”, según la cual “el grupo criminal La Cordillera estaría planeando atentar contra la vida del candidato”, señaló su equipo en un comunicado.

El gobierno y la policía reaccionaron a la renuncia negando que tuvieran “información de inteligencia” o “vinculada a procesos judiciales que permita inferir la existencia de un plan criminal contra el candidato”.

La autoridad policial anotó en una declaración que la fiscalía verificará lo dicho por el equipo de Petro, “incluyendo la supuesta amenaza del grupo criminal ‘La Cordillera’”.

De acuerdo con la campaña del legislador, La Cordillera es una organización paramilitar “dedicada al narcotráfico y al sicariato”.

Incluso mencionó que algunos militares y policías operan con la banda y que “fuentes de alta credibilidad” le dijeron que un efectivo policial tomaría parte del “plan criminal” contra Petro.

Frente a la amenaza, la “campaña ha preferido guardar prudencia” y postergar las actividades en la región cafetera, informaron sus asesores de prensa.

Contrapuestos

Petro, un exguerrillero que combatió al Estado colombiano antes de firmar la paz en 1990, ha expresado en varias ocasiones preocupación por su seguridad.

“Antes de que yo gobierne van a intentar impedirlo. Eso va desde la destrucción moral hasta la destrucción física”, dijo en una reciente entrevista con la periodista María Jimena Duzán en Spotify.

Fuertemente escoltado, el exalcalde de Bogotá y aspirante del Pacto Histórico - una coalición de izquierda- lleva una intensa campaña con varios mitines al día.

Este lunes el ministro de Defensa Diego Molano insistió en que, por instrucciones del presidente Iván Duque, la fuerza pública desplegará las “máximas capacidades” para dar “seguridad a todos los candidatos presidenciales en todos los rincones del país”.

Los estudios de opinión dan a Petro como vencedor en los próximos comicios, aunque no obtendría más del 50% del apoyo que necesita para evitar el balotaje que se realizaría el 19 de junio.

De alcanzar la victoria, será la primera vez que los colombianos elijan a un izquierdista como presidente tras una larga tradición de gobiernos liberales y conservadores.

Petro enfrentaría en segunda vuelta al exalcalde de Medellín Federico Gutiérrez, segundo en la intención de voto y quien fue nominado por una alianza de partidos de derecha. El presidente Iván Duque, quien termina su mandato de cuatro años hundido en la impopularidad, está impedido constitucionalmente para buscar la reelección.

A un mes de los comicios, la polarización va en aumento.

Petro propone un gobierno de reformas, con alzas de impuestos para los más ricos, el fortalecimiento del Estado y la suspensión de nuevas iniciativas petroleras, mientras Gutiérrez plantea seguir con un modelo que privilegia la iniciativa privada y la mano dura contra la violencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más