Los dolientes llevan el cuerpo del comandante palestino de la Brigada de los Mártires de Al-Aqsa, Ibrahim al-Nabulsi, quien murió en una redada israelí, durante su cortejo fúnebre en la ciudad cisjordana de Naplusa el 9 de agosto de 2022. (Foto: ABBAS MOMANI / AFP)
Los dolientes llevan el cuerpo del comandante palestino de la Brigada de los Mártires de Al-Aqsa, Ibrahim al-Nabulsi, quien murió en una redada israelí, durante su cortejo fúnebre en la ciudad cisjordana de Naplusa el 9 de agosto de 2022. (Foto: ABBAS MOMANI / AFP) / ABBAS MOMANI
Agencia AFP

Tres palestinos murieron y decenas resultaron heridos este martes en una operación de las fuerzas israelíes en Naplusa, en ocupada, informaron el ministerio palestino de Salud y el ejército israelí.

Entre los muertos en la operación figura un alto comandante de una facción armada, según el ejército israelí.

El terrorista Ibrahim al Nabulsi murió en la ciudad de Naplusa”, dijo el ejército en un comunicado, agregando que “otro terrorista” también fue abatido durante la operación.

La operación contra la casa de Al Nabulsi en Naplusa, en el norte de Cisjordania, se inició por la mañana.

MIRA AQUÍ | Al Qaeda: ¿Cuál será el destino del que fue el grupo terrorista más temido del mundo tras la muerte de Al Zawahiri?

Nabulsi era comandante de la Brigada de los Mártires de Al Aqsa, uno de los principales grupos militantes en Cisjordania que operan bajo el partido gobernante Fatah.

Cientos de personas se reunieron frente al hospital de Naplusa, donde una docena de hombres armados llevaron a Nabulsi, informó un corresponsal de AFP.

Tras el ataque mortal, el grupo militante advirtió que “la respuesta se ajustará al crimen”.

En la ciudad vieja, un corresponsal de AFP informaba de un intercambio de disparos entre los palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes.

REVISA TAMBIÉN | Cómo es el misil de seis cuchillas con el que EE.UU. mató al líder de Al Qaeda Ayman al Zawahiri

La Sociedad de la Media Luna Roja Palestina dijo que sus médicos trataron a 69 personas por heridas de bala en el área de Naplusa, al menos cuatro de ellas en estado crítico.

El ejército israelí afirmó en un comunicado que, por su lado, “todas las fuerzas salieron de la ciudad, no hubo bajas”.

También se registraron enfrentamientos con el ejército israelí en otras partes de Naplusa, donde los palestinos lanzaron piedras a los soldados.

La incursión del ejército se produce dos días después del final de una mortífera operación militar israelí contra el movimiento armado palestino Yihad Islámica en la Franja de Gaza, en la que murieron 46 palestinos, incluidos varios niños, según un informe palestino.

Un militante palestino participa en la procesión fúnebre del comandante de la Brigada de los Mártires de Al-Aqsa, Ibrahim al-Nabulsi. (Foto: ABBAS MOMANI / AFP)
Un militante palestino participa en la procesión fúnebre del comandante de la Brigada de los Mártires de Al-Aqsa, Ibrahim al-Nabulsi. (Foto: ABBAS MOMANI / AFP) / ABBAS MOMANI

Adolescente asesinado

El Ministerio de Salud palestino identificó a los muertos como Ibrahim al Nabulsi, Islam Sabbuh y Husein Taha.

Este último era un adolescente de 16 años, explicó a la AFP su padre, Jamal Taha, dijo que su hijo fue asesinado mientras caminaban hacia el trabajo.

“El ejército estaba en la ciudad vieja. Mi hijo iba delante de mí al mercado, llevaba su comida. Hubo disparos y cuatro de nosotros resultamos heridos”, explicó.

En los últimos meses, las fuerzas de seguridad israelíes han realizado operativos casi diarios en Cisjordania, enfocados en militantes de la Yihad Islámica.

Desde marzo, al menos 57 palestinos han muerto, en su mayoría en ese territorio palestino ocupado por Israel desde 1967.

Entre las víctimas hay supuestos militantes y también no combatientes, como la experimentada periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh, cuando cubría una incursión israelí en Yenín.

SEPA MÁS | Se cumple un año del régimen talibán en Afganistán

Los ataques contra objetivos israelíes han dejado 19 muertos en el mismo período, en su mayoría civiles fallecidos en ataques dentro de Israel, y tres atacantes árabes israelíes.

Israel lanzó el viernes lo que denominó un ataque aéreo y de artillería “preventivo” contra posiciones de la Yihad Islámica en la Franja de Gaza, lo que llevó a los militantes del enclave a disparar más de mil cohetes, según el ejército.

Una tregua mediada por Egipto permitió el domingo poner fin a tres días de intensos enfrentamientos.

El primer ministro israelí, Yair Lapid, habló por teléfono el lunes con el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, y elogió a El Cairo por su papel en “preservar la estabilidad y la seguridad regionales”.

Tras la redada en Naplusa, un portavoz del presidente palestino Mahmud Abás dijo que “no está interesado en la calma y la estabilidad”.

“Explota y mata palestinos para obtener beneficios en la política interna israelí”, dijo Nabil Abu Rudeineh, en alusión a las elecciones generales israelíes anticipadas convocadas para el 1 de noviembre.

Lapid aseguró el lunes que el bombardeo “asestó un golpe devastador al enemigo” y que “todo el alto mando militar de la Yihad Islámica en Gaza fue atacado exitosamente”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más