Mathías Panizo Arana

Los ladridos no cesaban. Agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP), que eran acompañados por funcionarios de la Municipalidad de Magdalena del Mar, llamaban a la puerta de la casa 475 en la calle Thomas Ramsey. Habían llegado luego de que en diferentes redes sociales se denunciara un caso de maltrato animal, mostrando a la luz lo que aparentaba ser un criadero informal. Las imágenes evidencian cómo al menos tres perros eran encerrados en una jaula de mínimas proporciones y dejados a la intemperie en el techo de aquella casa.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más