Nuestro país ocupa el puesto 64 en la prueba PISA 2018 de una lista de 79 países y regiones evaluadas. (Ilustración: El Comercio)
Nuestro país ocupa el puesto 64 en la prueba PISA 2018 de una lista de 79 países y regiones evaluadas. (Ilustración: El Comercio)
Alicia Rojas Sánchez

Los resultados del (PISA en inglés) evidencian que en el Perú los estudiantes de escuelas estatales y no estatales han mejorado sus conocimientos y habilidades en Matemáticas y Ciencia, pero no muestran avances sustanciales en el rubro de Lectura, que determina su comprensión lectora.

Si bien el Perú es uno de los siete países y regiones en los cuales los estudiantes han mejorado sus rendimientos en las tres áreas evaluadas, es una de las naciones latinoamericanas que se encuentra al final de lista.

De acuerdo con los resultados, nuestro país ocupa el puesto 64 en la prueba PISA 2018 de una lista de 79 países y regiones evaluadas, entre ellos miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y países voluntarios. En cuanto a naciones de América Latina, Perú solo supera en el ránking a Panamá (71) y República Dominicana (76); y está por debajo de Chile (43), Uruguay (48), Costa Rica (49), México (53), Brasil (57), Colombia (58) y Argentina (63).

En la prueba anterior del 2015, el Perú también estaba en el puesto 64, de 72 naciones evaluadas.

La prueba PISA 2018 fue aplicada entre el 14 de agosto y 30 de setiembre del 2018 a 8.028 estudiantes de 15 años de 342 instituciones educativas del país, de las cuales el 70% son estatales y el 30% no estatales. Del total de alumnos, 6.086 fueron evaluados en competencias cognitivas (lectura, matemáticas y ciencias); y 1.942 en educación financiera. Estos últimos resultados serán dados a conocer durante el 2020.

Resultados del Perú en la prueba PISA. (Infografía El Comercio)
Resultados del Perú en la prueba PISA. (Infografía El Comercio)

Al detalle

En lectura, el Perú ocupó el puesto 64 con una medida promedio de 401 (en un rango donde 300 es lo más bajo y 600 lo más alto). Sin embargo, esta variación solo ha significado tres puntos más a la registrada en la prueba PISA 2015, cuando se obtuvo una medida promedio de 398. Se trata de la variación más baja desde el periodo 2009 -2012, cuando se subieron 14 puntos.

En Matemáticas, nuestro país alcanzó la posición 63, por encima de países de América Latina como Colombia, Brasil, Argentina, Panamá y República Dominicana; y se trata de una importante mejora, aunque menor a la registrada en el periodo 2012-2015.

Finalmente, en Ciencias, el Perú también obtuvo también el puesto 63 del ránking con una mejora de 8 puntos en relación a la prueba PISA 2015, pero menor a la variación registrada en ese periodo.

En general, más de la mitad de los estudiantes peruanos se ubican por debajo del nivel 2, el mínimo esperado por PISA para estar en condiciones de participar en una sociedad globalizada, en las tres áreas evaluadas.

Patricia Andrade, viceministra de Gestión Pedagógica del Ministerio de Educación (Minedu), explicó que en el periodo 2012-2015 se dio un mayor avance debido a factores como la permanencia y continuidad de autoridades y estrategias. “Entre el 2015 al 2018, donde hay un desaceleramiento sin retroceder, lo que ocurrió es algo que ha marcado al país, que es la discontinuidad. Solo en este gobierno hemos tenido 5 ministros y esto afecta la continuidad de las buenas prácticas”, dijo la funcionaria.

La desigualdad

Dos resultados que también evidencia la prueba PISA 2018 es que el Perú tiene los mayores niveles de segregación escolar y registra un bajo desempeño de las mujeres en matemáticas. Hugo Ñopo, economista de la OIT para América Latina y el Caribe, explicó que, si bien el Perú está mejorando en sus promedios, la desigualdad en la educación no deja de ser un tema pendiente.

“La segregación de Perú entre los pobres es la más alta de todos los evaluados. Probablemente tenga que ver con lo accidentado del territorio, con la difícil conexión entre la costa, sierra y selva”, dijo el economista a este Diario.

Por su parte, Ricardo Cuenca, investigador del IEP, opinó que, si bien los resultados de PISA 2018 son reveladores porque hubo una mejora, vienen acompañados de indicadores de desigualdad. “De género, de segregación por niveles socioeconómicos. No es producto de la consecuencia natural de las cosas sino de la decisión de la política educativa que se toma”.

“La segregación significa que los estudiantes se juntan en escuelas con características todas similares y no se juntan unos con otros. A la hora de segregarse se está separando en grupos de iguales que lo que genera es un serio problema para el país y la democracia”, dijo Cuenca.

Ñopo agregó que en el área de matemáticas hay un reto particular. “Tiene que ver con el tema de género que existe en un país como el nuestro. Existen estereotipos que dictan que la matemática es un territorio masculino y no femenino, por eso las facultades de ingeniería, ciencias, están dominadas por hombres y no por mujeres”.

Los retos que plantea PISA 2018

La viceministra Andrade explicó las competencias que se deben reforzar a la luz de los resultados de PISA 2018. En el rubro de lectura, la capacidad para identificar las ideas más relevantes en un texto. Además, comprender, analizar la información e interpretarla. “No se tiene la capacidad suficiente para hacer un análisis comparativo de textos, y hoy eso es lo que más se necesita”, dijo. En matemáticas, hay problemas en las operaciones con fracciones, en el manejo de promedios, variables e inferencias. Finalmente, en ciencias se debe reforzar la capacidad de indagación, que está relacionada con buscar soluciones.

Síguenos en Twitter como