El narcosubmarino fue remolcado desde el domingo hacia las costas de Paita, adonde llegó el último miércoles a las 6:30 a.m. (Foto: Ralph Zapata)
El narcosubmarino fue remolcado desde el domingo hacia las costas de Paita, adonde llegó el último miércoles a las 6:30 a.m. (Foto: Ralph Zapata)
Ralph Zapata

Este jueves, pasado el mediodía, los cuatro extranjeros detenidos y la droga que era transportada por un capturado por la Marina fueron trasladados a la ciudad de Lima en un avión de la Policía Nacional. Los sujetos permanecían detenidos desde el último miércoles en el Departamento de Operaciones Tácticas Antidrogas (Depotad), en la ciudad de , luego de ser capturados a 178 millas de las costas de Talara el último sábado.

El fiscal coordinador de las fiscalías contra el Crimen Organizado, Jorge Chávez Cotrina, informó que los detenidos (el mexicano Jorge Luis Tinaco Arciga (19), los colombianos César Vargas Ruiz y César Vanegas Ruiz, y el ecuatoriano Luis Vélez Chávez (40)) y la cocaína incautada ya se encuentran bajo custodia de la Dirección Nacional Antidrogas de la Policía Nacional (Dirandro). A ellos se les procesará por el delito de tráfico ilícito de drogas y podrían pasar en la cárcel entre 25 y 30 años.

“Estarán detenidos 15 días, se les tomará sus declaraciones y demás diligencias que considere la fiscalía. La droga ya se ha contabilizado, son 1.136 paquetes de un kilo cada uno. Es decir, hablamos de 1 tonelada 136 kilos de droga que pretendían llevar hasta México”, indicó Chávez Cotrina.

La fiscal que investiga este caso histórico en nuestro país es Katherine Cáceres Jacobsen, de la Cuarta Fiscalía contra el Crimen Organizado de Lima. Ella viajó a Piura el pasado domingo para ir hasta altamar con la Marina e iniciar las diligencias legales luego de la captura del narcosubmarino.

-Una falla mecánica-

Chávez Cotrina dijo a El Comercio que el sumergible tuvo un desperfecto mecánico que lo obligó a desviarse hacia aguas peruanas, pues había partido desde las costas del sur del Ecuador con destino a México. “Ese desperfecto los obligó a salir a flote y por eso fue detectado por la Marina, pero esa teoría será corroborada con el informe que nos entregará la misma Marina”, detalló.

La falla mecánica habría ocasionado que la tripulación del narcosubmarino pida ayuda a una bolichera (San Carlos, de nacionalidad ecuatoriana) que se encontraba en aguas nacionales. En esas circunstancias personal de la Marina de Guerra del Perú, a bordo del BAP Río Piura, logró capturar el sumergible y también a once tripulantes de la embarcación ecuatoriana.

No obstante, luego de las diligencias de la fiscalía, se logró establecer que la bolichera ecuatoriana no tenía ningún tipo de vinculación con el narcosubmarino, pero sí estaba pescando en aguas peruanas. “Estamos dentro del plazo de los 15 días para investigar y esclarecer todas las dudas sobre este caso. Ahora ya en Lima conoceremos más detalles”, sostuvo Chávez Cotrina.

Síguenos en Twitter como