Segura: “Me sorprende que Zavala dé cifras que no son ciertas”
Segura: “Me sorprende que Zavala dé cifras que no son ciertas”
Gonzalo Carranza

Director general de LLYC Lima

gcarranza@comercio.com.pe

recuerda que su relación con Alfredo Thorne durante la transición era “razonablemente cordial”. “Pero desde la noche que se votó la investidura solo ha habido críticas”, dice. “Y una acusación sobre la que aún no he escuchado una rectificación”, añade, recordando la denuncia de que había ‘topos’ de Nadine Heredia en el MEF. Ahora se suma otro tema de discusión: la situación fiscal.

—El ministro Thorne ha dicho que, si el Gobierno no tomaba medidas, el déficit fiscal se iba a 3,8% del PBI.
Hablan de 3,8%, pero en el documento sobre los 100 primeros días ponen 3,5%. ¿Cómo pueden dar dos cifras en simultáneo? Y ninguna es cierta. Me sorprende que también hable de 3,8%. Fue ministro de Economía, debería entender que no puede ser cierto.

—¿Por qué?
El Marco Macroeconómico Multianual Revisado de este MEF dice que el déficit será de 3% y ya no 2,5% [como se había proyectado en el marco anterior]. Ello se explica por una nueva proyección de ingresos fiscales realizada por la Sunat, donde se ve un incremento sustancial de las devoluciones anticipadas del IGV a grandes proyectos, como Las Bambas o la ampliación de Cerro Verde, que ya entraron en producción.

—¿Cómo esa proyección se les pasó a inicios de año?
Esas proyecciones son de la Sunat. Y no es que se le pasara, sino que la magnitud [superó la expectativa]. En el 2015, las devoluciones fueron unos S/11.500 millones y en la proyección inicial se pusieron otros S/2.000 millones adicionales. Pero las devoluciones están viniendo por casi S/16.000 millones. Es algo inédito.

—Hasta allí seguimos hablando del 3%. ¿Cómo se llega al 3,5% o al 3,8%?
El gasto no viene creciendo por encima de lo planeado. Lo puedes ver en los reportes de ejecución presupuestal hechos por ellos mismos. Esa es la gran pregunta: ¿de dónde sale un desvío de S/5.500 millones adicionales para llegar hasta 3,8%?

—Thorne dice que dejaron aumentos y otros gastos comprometidos.
Estaban [incluidos] en la trayectoria del gasto a diciembre. Si ellos de verdad tuvieran hoy un déficit que se va hasta 3,8% del PBI, no tendría sentido que generen aumentos de gastos. Sin embargo, mandaron al Congreso una ley para acelerar la ejecución de proyectos de inversión en gobiernos subnacionales [y] adelantaron dos meses el aumento a policías y militares. Esto último estaba presupuestado para julio, y con ello el presidente Humala se iba a ir con su promesa cumplida de aumentar los cinco tramos. Pero lo pateamos a diciembre para darles más holgura. ¿Te imaginas lo que costó eso? Y ahora lo adelantan como gran logro.

—El Gobierno también critica el aumento explosivo del gasto corriente.
Es una discusión válida, pero marcada por ideología y por intereses específicos de que se invierta en infraestructura. Hay que ver de dónde partíamos. El gasto corriente en el 2011 estaba por debajo de 14% del PBI y va a cerrar este año alrededor de 16%. El resto de la Alianza del Pacífico está entre 21% y 22%. En cambio, el gasto de capital sí está al nivel de nuestros vecinos, o incluso encima. Las reformas de la educación, la salud o la policía y las Fuerzas Armadas son intensivas en gasto corriente.

—En educación ha habido logros, pero salud y seguridad aún son un caos.
Los gastos se hicieron en el contexto de reformas. Algunas funcionaron mejor que otras. En salud existen serios problemas de gestión. Pero en ningún caso se aumentaron los sueldos porque sí.

—¿No le correspondía al MEF, entonces, parar el aumento del gasto en salud?
Les pusimos un límite, porque no mostraban capacidad de ejecutar con eficiencia los recursos. Le pusimos un tope al SIS para que no se volviera una máquina de contratar.

—Se cuestiona el aumento de la planilla en carteras como Midis o Produce.
Antes no tenías un manejo articulado de los programas sociales. Ahora sí.

—Pero dicen que sin evaluaciones de impacto.
Eso tampoco es cierto, se estaban haciendo. Y los programas sociales buscan llegar a la población más vulnerable, en zonas muy alejadas y complicadas. Eso es intensivo en gasto corriente. Como dijo la ex ministra [Paola Bustamante], si la actual ministra cree que puede llegar a los mismos lugares con la mitad de gente, bienvenido sea. En cuanto a Produce, se pasó de un ministerio minúsculo a uno chiquito, pero con muchas más responsabilidades por la diversificación productiva. En el Gobierno hay gente que no cree en ella.

—Volviendo al tema Nadine: ¿no es cierto que se repartía el trabajo con el ex presidente Humala y que ella coordinaba con carteras como el MEF?
No es así. Pero, además, fíjate en lo que [Thorne] dijo: que hubo nombramientos de Nadine Heredia en el MEF y que él sacó a esas personas. Ninguna de esas cosas son ciertas. Fue citado a la Comisión de Fiscalización, ¿acaso fue? No hay una sola resolución del MEF que no haya salido sin las firmas de toda mi línea [de reportes], que él conserva casi íntegra. Thorne debe una rectificación pública y una disculpa.

MÁS EN POLÍTICA...