Redacción EC

La lobbista , investigada por presunto delito de colusión, presentó dos pruebas falsas de COVID-19 al para evitar ser interrogada por la Comisión de Fiscalización, reportó ayer “Cuarto poder”.

López fue citada por la comisión el pasado 12 de enero, pero un día antes envió documentación asegurando que se encontraba contagiada de COVID-19.

MIRA: Pedro Castillo: Las cifras de un gobierno de crisis insostenibles

La lobbista presentó una prueba molecular positiva del laboratorio Xecuenxia, ubicado en Magdalena del Mar. Sin embargo, el gerente de ese centro, Abel Camargo, aseguró a “Cuarto poder” que ella nunca se tomó dicha muestra.

Camargo detalló que el código de la prueba que presentó López le pertenece a otro ciudadano identificado como Renzo Barrueta, quien sí fue diagnosticado con COVID-19.

Consultado por “Cuarto poder”, Barrueta dijo no conocer a López.

La lobbista también presentó una prueba de antígenos del policlínico Luz de la Salud, ubicado en Los Olivos. Sin embargo, este documento está firmado por una doctora que niega haber validado el test. Además, el director de ese centro, Kevin Rojas, aseguró que la prueba no les fue solicitada ni fue gestionada por ellos.

El abogado de López, César Nakasaki, aseguró en Twitter que su patrocinada sí está enferma.

“No voy a discutir en la prensa estado de salud de KL [Karelim López], es una violación injustificada a su derecho a las intimidad. Está enferma, tiene varias patologías, incluso miembros de mi equipo fueron contagiados. Tenemos prueba médica para demostrarlo, por cierto no en Cuarto Poder”, aseguró.


TE PUEDE INTERESAR:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más