"Es la hora de colocar en el centro de nuestra agenda pública la calidad de nuestra democracia", escribe Jorge Nieto. (Foto: GEC)
"Es la hora de colocar en el centro de nuestra agenda pública la calidad de nuestra democracia", escribe Jorge Nieto. (Foto: GEC)
Jorge Nieto

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El quinquenio que concluirá el 28 de julio ha sido de retroceso. Aún resuena el “¡Firme y feliz por la unión!” en el discurso presidencial de ese ya lejano julio del 2016. La esperanza en ser lo que realmente podríamos ser, una potencia media y un país desarrollado en 20 años, ha terminado en el reconocimiento apesadumbrado de que somos un país con abismos sociales y enormes desigualdades.

Mira: Elecciones 2021: El Comercio publica la visión del país de 15 candidatos presidenciales

Sin duda la pandemia mundial que nos golpea ha hecho su obra. También las herencias del pasado reciente, con su descuido por todo aquello que era parte de lo público y del Estado. No han sido motivo de sorpresa ni el deterioro de nuestro sistema estatal, ni lo oneroso de nuestra oferta privada. Lo sabíamos. La pandemia solo nos ha puesto el espejo. De allí sale una imagen que omite lo que es esencial en una gestión de riesgo como esta: liderazgo, estrategia política, gestión de lo estatal con eficiencia y sentido de la oportunidad, comunicación y movilización de la sociedad entera, sin exclusiones. Por pensar que el piloto automático es el remedio para nuestros males, hemos dejado la política en malas manos. No están allí los buenos ciudadanos o ciudadanas. Hay excepciones.

Es la hora de colocar en el centro de nuestra agenda pública la calidad de nuestra democracia. No podemos repetir 5 años de confrontaciones estériles. Como cuando Guamán Poma, el Estado sigue siendo ajeno. Necesitamos resolver la maldición peruana de casi 200 años: cada vez que hay un Congreso de un color y un presidente del otro, terminamos en crisis constitucional. Esta vez tuvimos cuatro.

La próxima representación, el Ejecutivo y el Congreso, deberá resolver esa maldición. Quien quiera que gane, yo espero que sea la oferta de gobierno de Victoria Nacional, deberá construir una coalición parlamentaria de gobierno que le dé estabilidad, previsibilidad y anticipación a su gestión. Que el Congreso sea parte de la solución, no del problema. Que el Ejecutivo haga política y genere consensos. Pero nada será posible si no logramos estabilidad, previsibilidad y anticipación en la política. Necesitamos una reforma de la arquitectura constitucional del equilibrio de poderes, completa, no medidas aisladas. Y un mejor personal político en el Congreso. En cuanto electores, ambos están al alcance de nosotros. Hagámoslo. Hay solución.

VIDEO RECOMENDADO

Francisco Sagasti: “Ya tenemos el primer lote de 300 mil dosis”
Tras la llegada del primer lote de 300 mil vacunas contra el coronavirus del laboratorio chino Sinopharm, el presidente Francisco Sagasti se mostró optimista. (Fuente: TV Perú)