Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

Mauricio Mulder: "Reconozco que [el Apra] está en una situación difícil"

Mauricio Mulder

(Foto: GEC)

GEC

Aunque dos de sus compañeros de bancada se han mostrado reacios a presentar la moción de vacancia, Mauricio Mulder afirma que la decisión del 67 plenario nacional del Apra —realizado esta semana, pese a no tener una inscripción vigente— sí los obliga a hacerlo. El congresista aprista dice que él será el encargado de conversar con el resto de bancadas para generar consenso en torno a la moción, que las razones de sus compañeros serán evaluadas por el partido y que se buscará la forma de que no haya “una indisciplina cuando llegue la hora de votar”.

Tras el plenario del Apra, anunció que el partido le ha aprobado presentar la moción de vacancia presidencial. ¿Cuáles son los argumentos?
Mi tesis es que Martín Vizcarra constituye un escollo para el desarrollo democrático del país, porque tiene proclividad a imponer cosas desde la presidencia de la República, sin respeto a la democracia ni a la Constitución. Cree que forzando las cosas con poderes fácticos, como encuestadoras, titulares de periódicos y demás tipos de presión política se gobierna. Y no mediante el respeto a los poderes del Estado.

¿Pero esa es una causal de vacancia por incapacidad moral?
Sí. A mi modo de ver, la democracia peruana es tan frágil que un presidente que no respete la autonomía de los poderes y los agreda está poniéndola en peligro. A Vizcarra jamás lo vimos peleando en las calles para salir de la dictadura de Fujimori, ni en la construcción de la democracia en los primeros años del siglo XXI. Él empezó a tener cierto protagonismo como presidente regional y se focalizó en eso, pero como un dirigente político para construir democracia nunca lo hemos conocido.

Como lo plantea, ningún presidente podría tener un discurso confrontacional con el Congreso.
Si fuera un discurso a mí no me preocuparía, pero él no hace discursos, presenta proyectos de ley que modifican la Constitución. Cuando él plantea, por ejemplo, que no se reelijan los parlamentarios, eso es una agresión directa. ¿Qué gana el Perú con que no se reelijan? ¿Acaso los que vendrán después van a ser todos premios Nobel? No, van a ser los mismos, porque los electores serán los mismos. Pero es una agresión directa para decir “queremos que ustedes, con nombre propio, ya no estén en la política”. Y como no le es suficiente, presenta un paquete completo de reformas políticas que son un mamarracho, hecho por personas que viven en la teoría, y no saben el teje y maneje de hacer un partido político en el Perú. Lo tercero es este famoso adelanto de elecciones. Por las puras.

¿Cómo está el Apra? Finalmente Luciana León dijo que no necesariamente iban a presentar la vacancia y Velásquez Quesquén dijo que el plenario no los obligaba a hacerlo.
No, sí, el plenario los obliga. Pero eso no significa que ellos van a ser los que lleven a cabo la ejecución del acuerdo. Lo voy a hacer yo. Ellos lo único que hacen es tomar nota y el día que les toque votar, votarán. Yo tengo que hablar con otras bancadas, estructurar la propuesta por escrito. En el debate que hemos tenido en la Célula Parlamentaria Aprista (CPA), me ha parecido lógico un cronograma que establezca primero el debate sobre el proyecto de ley de adelanto de las elecciones antes que impulsar la vacancia. No tengo ningún problema en eso.

La CPA ha emitido un comunicado menos ‘monolítico’ que el del plenario del partido [este decía que la CPA debía ejecutar “unánimemente y en forma inmediata” el acuerdo de presentar la vacancia].
La CPA ha emitido un comunicado diciendo que vamos a respaldar la democracia y la Constitución. Y ha salido a decir que en la Constitución está el tema de la vacancia. O sea, que no hay ninguna contradicción. Han dicho que hay elementos a considerar, no que no se va a respaldar la vacancia.

El Comercio ha conversado con sus compañeros de bancada y nos ha quedado la idea de que en realidad parte de la CPA no quiere presentar una vacancia.
Bueno, pero si dos de los compañeros de la CPA piensan así, tal y como en diciembre del 2017 pensaron así y no votaron a favor de la vacancia [de PPK], es porque tendrán sus razones y el partido las evalúa como tal. Eso no quita que haya habido una aprobación del plenario y que haya quienes la acatamos y la vamos a seguir avanzando. Más adelante veremos cómo hacemos para que no se produzca una indisciplina a la hora de votar, si es que se llega la hora de votar.

¿Va a conversar con Fuerza Popular para presentar la vacancia?
Sí, claro, se tiene que conversar con ellos porque ponen un número grande de votos. Pero no solamente con ellos, porque se lo he escuchado esto [la vacancia] decir a otras bancadas también. Y las bancadas que han estado cerca del partido de gobierno son de las que más han hablado de este tema. Los he escuchado a Salvador Heresi, Gilbert Violeta, varios. Así que trataremos de articular.

¿Cómo está la situación dentro del Apra? Entiendo que todavía no pueden inscribir su Comité Ejecutivo Nacional.
Una cosa que ha quedado absolutamente clara es que esa no inscripción que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) nos zampó encima fue un abuso ultra burocrático que en ningún momento señaló que se hubiera suplantado un delegado, se hubiera modificado el voto de un ánfora, se hubiera impedido que alguien votase, o sea un fraude. Pero eso es solamente la nulidad de la inscripción. No significa que el partido se cierra, ni que sus dirigentes no existen.

Pero para participar en una elección necesitan inscribirse...
Sí, claro, y vamos a tener el Congreso el 25 de octubre. Eso ya lo resolvemos. Pero de ahí a decir que el partido no funciona. Perdónenme, cuando yo ingresé al Apra no teníamos inscripción en ninguna parte. El Apra existía porque era partido. Y Haya de la Torre no necesitaba de un papel de un burócrata, como los del JNE, que además son corruptos. ¿Y ahora resulta que tenemos que esperar que se produzca todo este proceso de subsanación para que los togados miembros del JNE nos quieran reconocer como partido, como si no fuéramos un partido histórico? Entonces hay algunos compañeritos que siguen hostigando, que no son apristas ya, pero creen que el partido es ilegal. No, el partido no es ilegal, sigue funcionando. Estamos ejerciendo nuestro derecho a la libertad de asociación.

¿Quién va a ser su candidato presidencial, ahora que quizás las elecciones se adelantan al 2020?
Bueno, no creemos que se vayan a adelantar, pero yo sería partidario de buscar alianzas y frentes. Creo que el partido estaría con algunas dificultades para lanzar una candidatura propia. Hemos sido bastante golpeados y atacados, y tenemos mucha prensa en contra. Va a ser difícil enarbolar una candidatura propia, más aún si nuestro candidato natural ya no está más [Alan García]. Me parece que necesitaríamos buscar integrar frentes más amplios e ir hacia una recuperación más pausada, hasta que los actuales líderes juveniles asuman la conducción del partido. Ojalá que en el próximo Congreso los dos secretarios generales y el presidente de la comisión política sean de la generación de los 30 a los 50 años.

¿La estrategia sería subirse al barco de un partido con un líder más presidenciable?
No, porque la tesis de hacer alianza con otro partido nos fracasó en la última elección. Yo diría un frente de varios partidos. Ojalá se pueda. Si no, el partido asumirá su responsabilidad y lanzará sus candidaturas.

¿Los partidos del frente serían de derecha o de izquierda?
Primero, que partidos de derecha veo pocos. Candidatos de derecha veo muchos, pero partidos pocos. Nosotros somos un partido de izquierda democrática. No creemos en esta política anti-extractivista. Eso nos distanciará del comunismo. De la derecha nos separa que está casi copada en el ámbito político por el fujimorismo. Y con el fujimorismo, si bien es cierto existe en la actualidad una confluencia por tener los mismos enemigos, sería muy difícil es que un partido democrático como el nuestro, que luchó desde la primera fila contra la dictadura de Fujimori, ande con un partido que no ha hecho ningún mea culpa del golpe de Estado del 5 de abril del 92.

Ha dicho eso antes, pero suelen votar juntos. Y suelen impulsar mediáticamente los mismos temas.
Bueno, eso es en los casos en que hay una polarización motivada por la ofensiva política contra nosotros, que también está contra ellos. Pero eso no significa que haya una confluencia de carácter ideológico político para una candidatura presidencial. No puedo decir que no me voy a defender de un ataque porque como a ellos los están atacando igual, para no parecerme a ellos me quedo callado.

Dado que la oposición se ha desprestigiado en estos tres años, ¿ve fácil encontrar un candidato con posibilidades de presidencia que quiera ir con ustedes?
El Apra sigue siendo un partido al cual muchas personas recurren porque saben de la capacidad de organización y movilización que tenemos. Ahora, sí te reconozco que estamos en una situación difícil. Incluso, como tú señalas, con el tema de la inscripción. Si el JNE nos viene otra vez que fulanito no vivía en la calle 24, sino en la 23, y por eso cancelan el partido, estaríamos en dificultades. Pero ya veremos cómo enfrentaremos las circunstancias.

¿Ustedes quisieran terminar el gobierno con Mercedes Araoz o la vacancia sería para que se convoque a elecciones generales pronto?
Creo que si la democracia peruana no logra demostrar que puede funcionar dentro de los cánones democráticos establecidos en la Constitución, estaríamos otra vez demostrando que somos una república bananera. La Constitución dice que si tú tienes una renuncia de un presidente, vacas a un vicepresidente, para eso hay una segunda vicepresidenta. Adelantar elecciones es una demagogia barata del señor Vizcarra, que se la venden sus presidentes regionales. En la primera reunión que tuvieron les dijeron que los congresistas somos incluso facinerosos, porque habíamos establecido la no reelección de los presidentes regionales. En esa discusión dijeron mejor que ellos tampoco no se reelijan. Eso fue una exigencia de sus patas, los presidentes regionales. Sus patas con los cuales pactó en Tía María engañar a la población.

Hace unos días, Vizcarra dijo que no quería recibir lecciones de un gobierno, el Apra, que había tenido muertes en Bagua y en Tía María. ¿Cómo lo toman?
Como una simple evasión y una cobardía. Si se trata de eso, que no gobierne. Si siempre te van a amenazar con que van a haber muertos y él va a correrse de esa responsabilidad, que le deje el gobierno al otro. Lo que ocurrió en Bagua fue una ofensiva de carácter terrorista propiciada por el Partido Nacionalista, que había enviado a todos sus dirigentes a incentivar la demagogia barata en esos lugares. Y hubo un asesinato de 24 policías. Recurrir a eso desde la presidencia de la República para decir "yo no voy a hacer nada porque ya ocurrió eso", es una cobardía. Una falta de pantalones. Él tiene el deber de imponer la ley, no digo a sangre y fuego, pero sí disuadiendo, convenciendo, no echándose como lo hizo.

Más allá de cómo ocurrieron los hechos en Bagua, ¿por qué, entonces, el gobierno aprista no pudo convencer y disuadir para que se desalojara la estación en Bagua?
No pudo porque hubo un acto de violencia muy grande y eso fue un fracaso. Pero en términos generales, el Apra sí permitió que hubiera inversión en Las Bambas, entre otros. De hecho, es el único gobierno en los últimos 20 años que permitió que la inversión fructificara en una redistribución de recursos que hizo que la pobreza en el Perú retrocediera de más de 50% a 28%.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ