Todo transcurría con normalidad en una carretera española, hasta que apareció en la vía un Renault Espace que lucía extraño. Esto llamó la atención de la policía de carreteras, que no dudó en detener el vehículo para ver por qué la van aparentaba llevar peso extra.

Grande fue la sorpresa cuando descubrieron que dentro del vehículo había ¡un tractor! Ni bien vieron eso, detuvieron al conductor, de origen francés, para verificar que el tractor no haya sido robado.

Luego de comprobar que el conductor no era un delincuente, lo único que pudieron hacer fue multarlo y, acto seguido, bajar el tractor del vehículo, que seguramente agradeció los kilos de más que llevaba consigo.

TAGS RELACIONADOS