Con ojos de girasol es una serie de títeres de seis capítulos realizada  por la asociación cultural Tárbol, con co financiación de Innovate Perú. (Foto: Tárbol).
Con ojos de girasol es una serie de títeres de seis capítulos realizada por la asociación cultural Tárbol, con co financiación de Innovate Perú. (Foto: Tárbol).
Oscar García

Redactor en la revista Somos

oscar.garcia@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Fermín, Chana, Eusebio y Junior son cuatro niños que experimentan las vicisitudes de la pandemia de desde sus hogares, cada uno de forma distinta y con los conflictos naturales que afrontan las familias en estas épocas, que no siempre tienen que ver con asuntos de salud. Cada problema es una oportunidad nueva de los pequeños para aprender algo nuevo y a ser resilientes ante un contexto adverso que al que menos desanima.

MIRA: Incas vs. Covid-19: el corto animado que imagina un Tahuantinsuyo afectado por el coronavirus

Así es la premisa de Con ojos de girasol, la serie virtual de títeres creada por la asociación cultural Tárbol Teatro de Títeres, la misma que fue co financiada por Innovate Perú, del Ministerio de Producción, a través del reto llamado InnovaCovid-19 que ganaron hace unos meses. Se premiaron en aquella oportunidad a una serie de piezas comunicacionales y artísticas que ayudaran a dar información sobre prevención contra el coronavirus de forma rápida, creativa y eficaz.

MIRA: Defensa-19: el juego peruano de trivia interactivo que enseña cómo prevenir del coronavirus

A través de sus seis capítulos, la obra propone “herramientas de resiliencia y hábitos saludables para mantener la calidad de vida y facilitar la resolución de problemas”. Como dice Maria Laura Vélez, artista interdisciplinaria y una de las creadoras de la obra junto con Mario Molina, las dificultades que atraviesan los niños de la obra se muestran en estas historias, pero lo que hace la diferencia es cómo estos las resuelven, distinta a la forma de pensar habitual de los adultos.

Escena de Con ojos de girasol, de Tárbol.
Escena de Con ojos de girasol, de Tárbol.

"Su forma inocente y lúdica de percibir la vida y la sabiduría natural que les caracteriza les permite enfrentar las dificultades de la pandemia y resolverlas. Esto sólo se puede lograr, si tienes realmente unos “Ojos de Girasol”, como lo tienen los niños de nuestra serie”, dice Vélez, sobre su proyecto. “Creemos fielmente que la apreciación artística desarrolla una serie de capacidades en el espectador, que le permiten no solo entretenerse y relajarse, si no, fortalecerse, en todas sus potencialidades como la resiliencia, tan necesaria en estos tiempos”.

En Tarbol teatro de títeres se trabaja la resiliencia, entre otros temas importantes no necesariamente desde un punto de vista “educativo”. “El títere no es amigo de aleccionar a la gente, si no más bien, a través de los recursos propios del arte, expresar la sensibilidad humana en circunstancias de vulnerabilidad, y cómo podemos conjuntamente salir de ellas; siempre de manera afectiva y lúdica”, recuerda Vélez. En su opinión, en estos títeres y sus historias se puede ver cómo hacer frente a los obstáculos y fomentar la resiliencia. “Todos tenemos el potencial de ser resilientes , sólo hay que desarrollarlo; el arte es un camino para ello, el arte no sólo un medio para educar, sino, y sobretodo, un fin en sí mismo”.

Con ojos de girasol
Con ojos de girasol

En Tarbol tienen 21 años dedicándose profesionalmente en los títeres, desde "la creación, investigación, gestión, divulgación y aplicación de este arte. Han realizado 16 espectáculos para público familiar, y 4 para adultos, además de piezas cortas de micro teatro de títeres. Han representando al Perú en festivales internacionales en Argentina Bolivia Chile México España Francia Italia, República Checa Indonesia y Malasia, entre otros.

Puede revisar más información sobre Con ojos de girasol, sobre sus fechas de estreno y más, revisando su . //

VIDEO RECOMENDADO

Depresión, estrés y ansiedad se incrementaron en un 25% por el COVID-19 (Video: Diresa Junín)