El router es una de las piezas fundamentales para el trabajo en casa. (Foto: Pixabay)
El router es una de las piezas fundamentales para el trabajo en casa. (Foto: Pixabay)
Redacción EC

Muchas personas lo tienen en sus casas y oficinas. El es un aparato que a veces pasa inadvertido, pero importa más de lo que se piensa, sobre todo en esta época del teletrabajo.

Para conocer de qué se trata, primero hay que entender que es un dispositivo que más se acerca a un intermediario entre el Internet y la computadora (o dispositivo conectado a WiFi), reenvía los paquetes de datos entre distintas redes, por lo general una local o LAN y una externa con un puerto WAN que puedes utilizar, por ejemplo, para conectarse al ADSL o la fibra, y de ahí a Internet. Es decir, con conexión por cable o insalámbrica.

Todo esto sirve para mantenernos conectados a Internet y cumplir con nuestros trabajos o con los estudios de universidad o colegio. También para poder relajarnos con alguna película, juego de video en línea o contactarnos con nuestros seres queridos.

¿Cómo se configura?

Para este paso es fundamental tener un navegador de Internet. Desde allí se puede acceder a la página para cambiar los ajustes del router sin necesidad de una aplicación diferente. En el navegador se escribe la dirección 192.168.1.1, en caso contrario se puede escribir 192.168.0.1.

LEE TAMBIÉN: Cinco usos que puedes darle a tu router Wifi viejo

También se puede conseguir el número IP desde que se abre PC y se escribe el comando ipconfig para que se muestre la configuración. Luego se repite el proceso anterior para que aparezca la pantalla de inicio de sesión donde se debe escribir el nombre de usuario y contraseña del router. Si nunca se hizo, estos datos se encuentran en la caja del producto.

Es así como se inicia la página de configuración. Allí es donde se puede cambiar y ajustar las funciones del router.

¿Qué se puede configurar? Esta opción depende mucho del producto adquirido. Pero los cambios básicos son los siguientes para proteger la conexión.

LEE TAMBIÉN: Lima y la electromovilidad, una historia de más de 100 años que podría ser clave para ordenar la ciudad

. Cambio de contraseña de acceso. Es lo primero que se debe hacer. Normalmente la contraseña predeterminada es muy sencilla de intervenir por extraños que pueda hacer cambios importantes en tu red. Las opciones pueden ser Access Control o User Management. Entonces, se te pedirá la contraseña vieja y que escribas dos veces la contraseña nueva.

· Cambia el nombre de WiFi. Este es el siguiente paso. Para ello, navega por los menús de tu router hasta encontrar el apartado Nombre de red (SSID). Esta es la opción con la que podrás identificar la red cuando te intentes conectar a una red WiFi.

· Cambia contraseña WiFi. Luego, en el proceso de configuración se debe cambiar la contraseña o lo que para el router es cambiar la clave precompartida de WPA. Esto puede venir en algún apartado Security dentro de la configuración del WLAN o WiFi. La clave es que tienes que dar con el término WPA, que es el nombre técnico que recibe la contraseña de ti WiFi. Esta clave debe ser extensa y única, para no ser identificada por extraños.

LEE TAMBIÉN: Elon Musk tendrá nuevo jet privado valorizado en 78 millones de dólares (VIDEO)

· Filtrado MAC. Este es un detalle adicional para darle mayor seguridad a tu red. Para establecer este filtro tienes que buscar una opción llamada MAC Filter, y pulsar en Enabled para activarlo.

· Control parental. Es para el control de lo que pueden ver tus hijos. Habrá casos en los que con la dirección MAC o IP de un dispositivo como la tableta o móvil de tu hijo, puedes establecer los días y las horas a las que quieras que pueda conectarse. Algunos de estos controles parentales también pueden tener un filtro para bloquear direcciones web o URL Filter. En ellos tendrás que escribir la dirección y si quieres descartarla o permitirla.

· Copia de configuración. Hay productos que permiten hacer una copia de la configuración, en caso se pase el tiempo mediante una red de WiFi. Es aquí donde entra la posibilidad de hacer una Backup o copia de seguridad que luego puedas restaurar.

¿Dónde colocar el router?

Después de la configuración, este es uno de los pasos importantes para alcanzar la mayor cobertura, pues donde se encuentra el router ayudará a que tenga mayor potencia la señal.

Se recomienda ubicar el aparato en la parte central del domicilio u oficina. Desde esa posición, la señal WiFi podrá llegar a toda la casa y a mayor cantidad de habitaciones.

Del mismo modo, el router deberá estar en una posición suficientemente alta, en una pared, pero sobre una superficie pues las ondas del WiFi se dirigen hacia abajo. Y, por último, también es importante no obstaculizar la señal del router por lo que debe estar solo, sin objetos que lo rodeen.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más