Mira en 2 minutos cómo se fabrica tu tarjeta madre [VIDEO]

La es una de las piezas fundamentales para el buen desempeño de una computadora. El Comercio visitó, en la zona de Nanping en Taiwán, la fábrica de Gigabyte, uno de los fabricantes de componentes para computadoras más importantes del mundo.
 

Primero, llegan a la fábrica las placas circuitos impresos o PCB. Estas tienen ya grabadas las pistas y perforaciones necesarias para insertar los componentes. Estas ingresan a la linea de montaje tecnológico o SMT Line. 

Las placas se deben preparar y para ello se les imprime pasta de soldadura. Esta pasta se distribuye sobre una hoja de níquel con pequeños agujeros y queda adherida en lugares específicos de los circuitos impresos.

Sobre las placas listas se instalan resistencias, condensadores de estado sólido, así como los circuitos integrados. Estos componentes no ocupan más de 1 mm2 y su colocación toma solo unos cuantos segundos. En esta etapa la placa recibe todos los circuitos y todos los periféricos integrados.


(Foto: Bruno Ortiz Bisso)

Sobre las placas listas se instalan resistencias, condensadores de estado sólido, así como los circuitos integrados. (Foto: Bruno Ortiz Bisso)

Luego, la pasa por un horno donde se fija la pasta de soldadura y los componentes recién colocados.

Las piezas un poco más grandes se colocan con la ayuda de un sistema óptico para garantizar que no hayan complicaciones entre cables de soldadura, etc.

Más adelante, las placas pasan por una máquina de inspección óptica automatizada, que verifica que no haya ningún defecto en la soldadura. Seguidamente, se supervisa que cada circuito en la placa esté funcionando correcamente. 


(Foto: Bruno Ortiz Bisso)

Aunque mucho del sistema es automatizado, aún es necesaria la presencia humana en la línea de ensamblaje. Aquí, decenas de trabajadoras instalan de manera manual todos los componentes que necesitan ser conectados en los orificios perforados con anticipación. (Foto: Bruno Ortiz Bisso)

Aunque mucho del sistema es automatizado, aún es necesaria la presencia humana en la línea de ensamblaje. Aquí, decenas de trabajadoras instalan de manera manual todos los componentes que necesitan ser conectados en los orificios perforados con anticipación. 

Todos los conectores e interfaces de entrada y salida, así como los condensadores y toda pieza que no esté solada a la placa se coloca manualmente. Luego, pasan durante unos cuatro segundos por una máquina que fija los contactos.


(Foto: Bruno Ortiz Bisso)

Tras algunas otras pruebas, las placas entran a la línea de empaque. Mientras que una máquina va armando las cajas, los obreros empaquetan la placa junto con etiquetas, accesorios y manuales. (Foto: Bruno Ortiz Bisso)

A continuación la placa pasa por pruebas de hardware para probar que funcione en condiciones normales. 

Tras algunas otras pruebas, las placas entran a la línea de empaque. Mientras que una máquina va armando las cajas, los obreros empaquetan la placa junto con etiquetas, accesorios y manuales.


(Foto: Bruno Ortiz Bisso)

En esta planta se fabrican distintos modelos de placas madre. (Foto: Bruno Ortiz Bisso)

Finalmente, las cajas individuales de cada placa se cierran y son almacenadas en otras cajas más grandes, listas para su distribución.