La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos dio luz verde para inocular con tercera dosis a ciudadanos mayores de 65 años. (Foto: Patrick T. Fallon / AFP)
La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos dio luz verde para inocular con tercera dosis a ciudadanos mayores de 65 años. (Foto: Patrick T. Fallon / AFP)
Agencia AFP

Agencia de noticias

La mayoría de los efectos secundarios registrados tras administrar la tercera dosis de la vacuna contra el son leves o moderados, y se producen con la misma frecuencia que después de la segunda inyección, indica un estudio estadounidense difundido el martes.

MIRA: El COVID-19 causa la mayor caída de la esperanza de vida desde la II Guerra Mundial

Los datos del informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) provienen de más de 22.000 personas inscritas en una aplicación de seguridad de vacunas para teléfonos inteligentes y que recibieron una dosis de refuerzo entre el 12 de agosto y el 19 de setiembre.

En este lapso, se autorizaron terceras dosis para personas inmunodeprimidas, pero no para la población en general.

MIRA: Variante Delta Plus del coronavirus: ¿Más contagiosa y resistente a las vacunas?

“La frecuencia y el tipo de efectos secundarios fueron similares a los observados tras las segundas dosis de la vacuna, y fueron en su mayoría leves o moderados y de corta duración”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en rueda de prensa.

Los efectos secundarios más frecuentes fueron dolor en el lugar de la inyección (71% de los participantes en el estudio), fatiga (56%) y dolor de cabeza (43%).

MIRA: COVID-19 | Dosis de refuerzo de Pfizer aumentó 20 veces el nivel de anticuerpos en vacunados con Sinovac

Alrededor del 28% declaró ser incapaz de realizar sus actividades diarias normales, normalmente al día siguiente.

Alrededor del 2% de los participantes solicitaron atención médica y el 0,1%, es decir 13 personas, fueron hospitalizadas.

La semana pasada, las agencias sanitarias estadounidenses ampliaron la autorización de la dosis de refuerzo de Pfizer a los mayores de 65 años, a los que tienen entre 18 y 64 años con una enfermedad subyacente, como la diabetes o la obesidad, y a los que están especialmente expuestos al virus debido a su trabajo o al lugar donde viven.

Los CDC advirtieron que su informe tenía ciertas limitaciones.

Entre ellas, el hecho de que la inscripción a la aplicación para teléfonos inteligentes llamada “v-safe” era voluntaria y que el porcentaje de participantes blancos era mayor que en la población nacional.

Durante el periodo de estudio, algunas personas no inmunodeprimidas pueden haber recibido un refuerzo, por lo que los resultados no pueden relacionarse de forma fiable solo con las personas inmunodeprimidas.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Elmer Huerta explica el futuro de la pandemia
Asegura que continuará hasta el 2022.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: