Imagen del interior de un huracán. (NOAA)
Imagen del interior de un huracán. (NOAA)
Agencia Europa Press

Por primera vez se han divulgado imágenes de video recopiladas por un vehículo de superficie sin tripulación (USV) desde el interior de un gran huracán que atraviesa el Océano Atlántico.

MIRA: El reactor experimental que podría darle a China el “santo grial” de la energía nuclear
MIRA TAMBIÉN | El proyecto para que comunidades de la Amazonía implementen sus propios bionegocios con energías limpias

Fletado por la NOAA, el Saildrone Explorer SD 1045 se dirigió en medio del huracán Sam, un huracán de categoría 4, que a 30 de setiembre se encontraba en un camino sin riesgo la costa este de EE.UU.

SD1045 se enfrentó contra olas de más de 15 metros y vientos de más de 180 kilómetros por hora para recopilar datos científicos críticos y, en el proceso, ha brindado una visión completamente nueva de una de las fuerzas más destructivas de la Tierra. El vídeo con las imágenes está disponible en aquí:

MIRA: El cambio climático está oscureciendo el brillo de la Tierra

Equipado con un “ala de huracán” especialmente diseñado, que le permite operar en condiciones de viento extremas, el SD 1045 desafía al huracán Sam en mar abierto, recopilando observaciones en tiempo real para modelos numéricos de predicción de huracanes, que se espera que proporcionen nuevos conocimientos sobre cómo Los ciclones tropicales grandes y destructivos crecen y se intensifican.

SD 1045 es uno de una flota de cinco Saildrones “huracanes” que han estado operando en el Océano Atlántico durante la temporada de huracanes, recopilando datos las 24 horas del día para ayudar a comprender los procesos físicos de los huracanes. Este conocimiento es fundamental para mejorar el pronóstico de tormentas y se espera que reduzca la pérdida de vidas humanas al permitir una mejor preparación en las comunidades costeras.

MIRA: La pandemia de COVID-19 no ha desacelerado el cambio climático

“Saildrone va a donde ningún barco de investigación se ha aventurado jamás, navegando directamente hacia el ojo del huracán, recopilando datos que transformarán nuestra comprensión de estas poderosas tormentas”, dijo en un comunicado Richard Jenkins, fundador y director ejecutivo de Saildrone. “Después de conquistar el Ártico y el Océano Austral, los huracanes fueron la última frontera para la supervivencia de Saildrone. Estamos orgullosos de haber diseñado un vehículo capaz de operar en las condiciones climáticas más extremas del mundo”.

Los Saildrone proporcionan datos directamente al Laboratorio Ambiental Marino del Pacífico de la NOAA y al Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico, socios de Saildrone en esta misión.

“Con los datos recopilados por los saildrones, esperamos mejorar los modelos de pronóstico que predicen la rápida intensificación de los huracanes”, dijo Greg Foltz, científico de la NOAA. “La rápida intensificación, cuando los vientos huracanados se fortalecen en cuestión de horas, es una seria amenaza para las comunidades costeras. Los nuevos datos de saildrones y otros sistemas sin tripulación que utiliza NOAA nos ayudarán a predecir mejor las fuerzas que impulsan los huracanes y a poder advertir a las comunidades antes“.

VIDEO RELACIONADO

El hielo ártico, testigo y víctima del calentamiento global
Un rompehielos avanza en la inmensidad de la banquisa en dirección al Polo Norte. Pero no hay que dejarse engañar por este paisaje blanco que se extiende hasta donde alcanza la vista. El cambio climático está allí, dentro del hielo. (Fuente: AFP)

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más