(Foto: Jaxa)
(Foto: Jaxa)
Redacción EC

La sonda espacial japonesa Hayabusa 2 ha lanzado una bomba a un cráter del , a 280 millones de kilómetros de nuestro planeta, para tomar muestras y analizar cómo es este extraño objeto cósmico.

La sonda, lanzada en 2014, llegó al asteroide en 2018 y ha enviado un sinnúmero de imágenes y también ha puesto dos rovers de exploración en su superficie.

[]
[]

La agencia espacial japonesa (JAXA) ha mostrado el momento en que el Hayabusa 2 deja caer el proyectil el pasado 5 de abril.

Las imágenes muestran "descenso del SCI (Small Carry-on Impactor) realizado a partir de imágenes capturadas a intervalos de 2 segundos justo después de la separación de Hayabusa2 por la TIR (cámara de infrarrojos térmica) a bordo. En el fondo, puedes ver la superficie de Ryugu a 500m de distancia", señala la información compartida por Jaxa en sus redes sociales.

Los científicos japoneses programaron la bomba para que detonara 40 minutos después de la separación. Dispararon una "cabeza de impacto" de cobre de dos kilogramos a una velocidad de dos kilómetros por segundo para crear el cráter.

Luego liberaron una cámara para capturar imágenes del impacto del proyectil. Los responsables de la misión, además, movieron temporalmente la sonda para evitar que los escombros de la explosión choquen contra ella.

El mes próximo está previsto que Hayabusa 2 aterrice en el suelo de Ruygu para recolectar materiales en el cráter, para así comprobar si el asteroide contiene restos del primitivo Sistema Solar como sustancias orgánicas y agua.

En febrero, la misión encontró minerales hidratados que determinarán si los asteroides fueron los responsables de que exista agua en nuestro planeta.

Hayabusa 2 permanecerá cerca de Ryugu hasta diciembre de 2019. Entonces, la sonda iniciará el retorno a la Tierra y se prevé que llegue a Australia a fines del próximo año.

Síguenos en Twitter...