Entrevista con el actor y músico Erick Elera.
Entrevista con el actor y músico Erick Elera.
Sonia del Águila

acaba de lanzar “Vaso lleno”, su nuevo sencillo en colaboración de Makano, y dentro de algunos meses lo veremos nuevamente interpretando a Joel Gonzales en “”. Desde hace dos décadas, cantar y actuar son sus medios de vida. La música le abrió las puertas de la actuación, la conducción en TV y la fama. Lo llevó por derroteros por los que siempre soñó recorrer. “Dios mediante espero que esto nunca pase”, asiente.

LEE TAMBIÉN: ¿Erick Elera será en nuevo conductor de “Esto es Guerra”? Esto dijo Brunella Horna | VIDEO

“Actualmente estoy dedicado a la música, con Makano, un artista muy talentoso, al que siempre he admirado, hemos sacado adelante ‘Vaso lleno’. El tema está escrito por todos. Nosotros los cantantes, ‘Chino Maiden’, que es mi productor y DJ Explosión, además de dos chicos talentosos Vinces y Boris. Todos hemos metido mano para que la canción salga bonita”, destaca el artista nacional, quien debutó cantando profesionalmente cuando tenía 17 años.

-Tus inicios musicales se remontan a principios de los años 2000, cuando formaste parte de La joven sensación. ¿Cómo llegas a esa agrupación?

Siempre cantaba, empecé teniendo orquestas y grupitos en mi barrio de Villa María del Triunfo, luego hice cástines, hasta que ingresé a formar parte de La joven sensación. Fue increíble, llegaron mis primeros viajes en avión, mi primera vez en un escenario con mucha gente.... Sentir la energía de las chicas gritando, firmar autógrafos, hacer fotos...., fue una experiencia muy bonita e inolvidable.

-¿Por qué se disolvió el grupo?

Porque cumplió un ciclo, además los jóvenes ya no eran tan jóvenes y las agrupaciones juveniles empezaron a pasar de moda. Recuerdo que fui el que se quedó más triste porque no sabía qué hacer, empecé a tocar puertas, a estudiar actuación. Por suerte no me quedé con los brazos cruzados, seguí buscando, luchando y aquí estoy: continúo haciendo lo que me gusta.

-Luego viene la miniserie “El Profe” y tu primera experiencia actuando. ¿Cómo llegas a esta serie?

Creo que la música me ayudó, porque a los cástines que iba decía que había estado en La joven sensación. Era como mi carta de presentación. Tenía 23 años, estaba estudiando actuación en Iguana Producciones y paralelamente cantaba en una orquesta que no era conocida. Justamente, durante una presentación, dos chicas se me acercaron para preguntarme si quería actuar, hacer cásting. Susana Bamonde, productora de Imizu, fue quien me dio la oportunidad. Después hice cosas con Michelle Alexander, como “Néctar en el cielo” y “Los del Barrio”.

-Pero fue con “Al fondo hay sitio” y Joel Gonzales que alcanzaste mayor popularidad. ¿También llegaste por cásting a esa serie?

Siempre he tocado puertas pese a que he escuchado a gente de mi época decir que si alguien quiere trabajar con ellos que los llamen. Y eso no te lleva a nada bueno. Para “Al fondo hay sitio” yo llamé al director de cásting. El día de la prueba, Efraín nos dio algunas recomendaciones, nos dijo que nos soltáramos y que hagamos lo que queríamos porque era una comedia. Luego vino otro cásting sobre la convivencia entre hermanos y tuve la oportunidad de hacerlo con Mayra Couto. Finalmente nos salieron llamando a los dos.

-¿Crees que la novena temporada de “Al fondo hay sitio” supere a las anteriores?

La televisión ha cambiado muchísimo, sus niveles de ráting son distintos ahora. Creo que lo que importa es que la gente se enganche con la historia, que quiera verla. Confío en que así será, en que seguirá siendo el programa número uno.

-¿Es verdad que Joel Gonzales está inspirado en ti?

Es un Erick repotenciado. Mis amigos me decían que Joel era yo, que no actuaba; pero no es así porque él se pasaba, era loco en todo sentido, en cambio yo sé respetar espacios, soy pudoroso.

Erick Elera como Joel Gonzales y Nataniel Sánchez como Fernanda de las Casas en "Al fondo hay sitio". (Foto: archivo El Comercio / Miguel Carrillo)
Erick Elera como Joel Gonzales y Nataniel Sánchez como Fernanda de las Casas en "Al fondo hay sitio". (Foto: archivo El Comercio / Miguel Carrillo)

-¿Cuál es la escena de “Al fondo hay sitio” que recuerdas con mayor cariño?

Hay varias, pero me encantó el inicio, cuando grabamos en Ayacucho, cuando recién empieza la historia. Hice una escena en la que me están tirando la ropa por un balcón y yo estoy abajo en bóxer. Las señoras que pasaban se reían, me silbaban. Me sentía incómodo, pero los consejos de Irma Maury y de Mónica Sánchez me ayudaron un montón. Irma me dijo: “Si haces esto, todo lo demás te va a parecer fácil, vas a poder hacerlo”. Y así fue. Después me volví conchudo, ja, ja, ja.

-En esta temporada no estará Nataniel Sánchez. ¿Cómo recibiste la noticia de que no continuará en la serie?

De hecho me apena un montón, aunque faltan varios meses para empezar a grabar, cualquier cosa puede pasar. Confío en que la puedan convencer.

-Una de las chapas más populares de la serie es ‘Niño cara de pez’. ¿Cómo nace?

Me la puso Magdyel Ugaz y no entiendo por qué. Dice que tengo cara de pez. Como éramos familia en la serie, era mi tía, ella no podía soltar la chapa, en cambio Isabella (Karina Calmet), que era mi suegra y me odiaba, sí pudo hacerlo. Me dijo: “Horrible, niño con cara de pez”. Se pasó, ja,ja,ja.

-¿Te gustaría que Flavia siga tus pasos en la actuación?

Fue bonito que mi hija esté en la serie más importante de la historia del Perú, pero no sabemos qué pasará, dependerá de ella. Si quiere dedicarse a esta carrera tan bonita lo veremos más adelante.

-En 2011 debutaste como conductor de “Very Verano” junto a Nataniel. ¿Cómo recuerdas esa experiencia?

Todo lo relacionado al arte me encanta y en esa oportunidad siempre traté de ser yo mismo. Fue una experiencia divertida, nos fue muy bien. Fue como un experimento, tenía la esencia de programas como “Habacilar y “R con Erre”. Admiro muchísimo a Raúl Romero y no solamente como conductor, también como cantante; me parece bastante respetable, además de muy gracioso. Para “Very Verano” fue él quien me llamó.

¿Raúl te propuso conducir el programa?

Me citó en un café para hacerme la propuesta. Me dijo que quería que haga un trabajo parecido al suyo, pero que le meta también lo mío. Fue la primera persona que confió en mí para la conducción y eso lo aprecio muchísimo. Nunca me voy a olvidar de ese día, fue divertido, él pagó la cuenta con tarjeta. Cuando le trajeron el POS lo agarró como si fuese un celular, todos se rieron. Luego de eso tuve la oportunidad de conducir un programa en Bolivia llamado “Verano caliente”, durante tres meses.

¿Y qué tomaste del estilo de Raúl para conducir?

El ser espontáneo. Cuando Raúl no podía leer la pauta, no se hacía problemas, se acercaba, era espontáneo, fresco, sabía manejar los tonos de voz, y si quería tirarse al piso, lo hacía. Tengo esa idea de lo que es ser animador.

¿Te han propuesto conducir “Esto es guerra”?

Siempre ha habido un acercamiento con la gente de Pro TV, me han dicho para conducir, pero nunca hemos quedado en nada concreto. No sé si mi estilo sea conducir un programa así, es un formato un poco complicado, no es relajado. Algo full diversión, de juegos, como ‘Very Verano’, me encantaría.

¿Es verdad que tienes una colección millonaria de carros?

Nada que ver. Tengo dos autos que me agradan, que siempre quise tener (uno de ellos es un Corvette Stingray), y una camioneta con la que me muevo. La gente se confunde porque antes tenía otros carros, pero los vendí para comprarme los que tengo ahora. Lo que sí tengo es una colección de carritos de escala 1.18.

¿Qué es lo más gratificante que te ha dado el arte?

Poder vivir de lo que más me gusta: el arte. No sé qué habría pasado si no iba a esos cásting, no sé qué estaría haciendo ahora. Dios mediante, espero que esto nunca pase.

VIDEO RECOMENDADO

Nataniel Sánchez y Erick Elera reviven divertido episodio de "Al fondo hay sitio" 07/05/2020
Erick Elera y Nataniel Sánchez los recordados "Joel" y "Fernanda" en la serie "Al fondo hay sitio",

TAMBIÉN PUEDES LEER






Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más