Stephanie Orúe: "Antes, no habían protagonistas cholas"

y Nicolás Galindo, protagonistas de "", en entrevista en vivo con El Comercio develaron detalles de la sintonizada telenovela de América TV. Además contaron anécdotas y experiencias de las diferentes producciones en las que han participado.

"Valiente amor" es una de las telenovelas de mayor sintonía de la televisión nacional. ¿Esperaban que tuvieran tanto éxito?

STEPHANIE:  Trabajábamos en pro de poder llegar y tocar los corazones del público, pero no nos imaginábamos que podíamos enganchar tanto.

NICOLÁS: De hecho, trabajar con Del Barrio Producciones, que tiene tanta experiencia, que nos da tanta seguridad, es satisfactorio. El recibimiento del público ha sido abrumador, la telenovela lideró la sintonía y actualmente nos encontramos en los momentos más interesantes de la telenovela.

También en los momentos más dramáticos. Valentina está embarazada y Alejandro intentó suicidarse. ¿Qué se viene en los próximos capítulos?

S: Se vienen cosas bien intensas, no hay que olvidarnos que existe ese personaje bien oscuro que es Inés (Sofía Rocha) , ella todavía no está muy bien enterada de lo que está sucediendo, pero cuando sepa, tramará cosas espeluznantes en contra de Valentina.

N- Estamos en momentos en los que hay que tomar decisiones realmente dramáticas y extremas, muy difíciles, que implican muchos cambios.

Una de las escenas más tristes y desgarradoras fue la boda frustrada de Valentina y Alejandro. ¿Cómo se grabó esa escena?

S-Se grabó en el Convento de Santo Domingo, y realmente sí, fue una escena muy triste, había que llorar bastante, participaron casi todos los actores.

¿Cómo surge su pasión por la actuación?

S: Desde chica siempre quise actuar, pero no tenía cultura teatral. Cuando termino secundaria entro al TUC y me enamoro del teatro. Mi primer trabajo fue a los 19 años de edad, en una serie. Siempre quise ser actriz, pese a que en la escuela nos decían que era difícil entrar a la televisión, por el tipo físico. Antes ser protagonista era bien difícil, no habían protagonistas cholas, siempre eran gringas, rubias, bonitas.

Dices que antes no habían protagonista cholos ¿Alguna vez sentiste discriminación para algún papel?

S: Supongo que deben haber habido ocasiones que alguien debió pensar que por ser como soy, no merecía tal o cual papel. Pero a mí nunca me importaron esas cosas, si me dicen 'chola preciosa' no tengo por qué sentirme menospreciada. Lo duro sería que me digan 'chola de m...', por el adjetivo.

¿Siempre han aspirado a tener roles protagónicos?

S: Nada que ver, lo importante es darle profundidad al personaje, es cómo lo digas y el peso que le des.

N- Por ejemplo, Aristóteles Picho, además de ser uno de los mejores actores siempre le ofrecían los mismos papeles, había un encasillamiento. Ahora las historias que se escriben son más profundas variadas.

Nicolás, siempre te expresas de Aristóteles con gran respeto y emoción. ¿Influyó de alguna forma en tu carrera?

Claro que sí, durante casi cinco años llevé talleres con él, estuvo en mi etapa formativa y fue también una figura paterna. Le tengo gran respeto, me enseñó a ser una persona rigurosa, puntual, respetuosa. Lo recuerdo como una gran persona, maestro y amigo.

¿Cómo logran llorar en las escenas más dramáticas?

N: La china es una tremenda actriz, se conecta y se concentra muchísimo, ella ha tenido que llorar muchísimo, es una capa.

S: Uno no es un robot, depende de cómo te encuentra en ese momento. A veces estás mucho más sensible porque estás con tu mes. Hay que ponerle energía, pues hay escenas muy dramáticas, hay que conectarse con el interior.

N: Existe la memoria emotiva, cada actor encontrará la mejor manera de hacerlo, a veces me resulta complicado, pero trato desconcentrarme y vivir el momento.

¿Qué opinan de los chicos de 'realities' que incursionan en actuación? ¿Creen que es válido?

S: Si tienes alguna oportunidad, chévere, pero luego tienes que desarrollarte. Quienes te dan la oportunidad son los productores, ellos saben que es lo que necesitan para comunicar lo que quieren.

¿Creen que Milett Figueroa haga un buen trabajo como protagonista de "Colorina"?

S: Es una chica, muy guapa, si es rigurosa, chambea, y se prepara de verdad, puede hacerlo bien. No hay que poner a todos en un mismo saco.

¿Cuál fue el papel más difícil que tuviste que hacer?

N: Una de las chambas que más trabajo me costó fue una obra que hice el 2010, "Pobre Súperman". Fue lindísima, me encantó, guardo recuerdos lindísimos, aunque fue un proceso accidentado, nuestro elenco cambió, nuestro actor tuvo que dejar el montaje dos semanas antes. La obra era fuerte de alto contenido gay donde tenía que estar desnudo y tener escenas de sexo con mi compañero. Fue el primer contacto tan arriesgado, siempre recuerdo esa experiencia con mucho orgullo. La acepté y me sirvió muchísimo.

Stephanie, ¿fue difícil dar vida a Mechita en "La chunga"?

S: De hecho fue muy difícil porque estaba empezando, y no por el semidesnudo ni por el beso con Mónica (Sánchez). Lo difícil, en ese momento, fue toda la montaña rusa por la cual pasaba Mechita. No estaba preparada, hubo críticas de todo tipo.