Michelle Rodríguez volvió a Perú y se sometió al Ayahuasca
Michelle Rodríguez volvió a Perú y se sometió al Ayahuasca

, actriz estadounidense conocida a nivel mundial por su participación en la saga cinematográfica "Rápidos y furiosos", volvió al Perú y se sometió a un ritual de Ayahuasca. Esto como parte de su participación en el documental "The Reality of Truth".

Un video compartido en exclusiva por TMZ muestra a la artista de 37 años de edad recibiendo un recipiente con lo que sería la bebida. Sin embargo, no puede verse la parte final del ritual.

No es la primera vez que Michelle Rodríguez visita el Perú para ser parte de una filmación. En 2011 estuvo aquí para grabar un documental sobre Machu Picchu. Cuatro años después arribó a este país para realizar un documental sobre la explotación infantil como parte de la campaña Red Nose Day.

La actriz estadounidense señaló que el "viaje con Ayahuasca" le permitió darse cuenta de que sintió algo de celos hacia Paul Walker, compañero de "Rápidos y furiosos" fallecido hace casi tres. 

"Mi viaje de Ayahuasca me hizo sentir triste por el hecho de que él (Paul Walker) me dejó aquí. No era tanto tristeza porque se fue, sino más bien celos porque se haya ido primero", manifiesta Michelle Rodríguez en un video publicado por "TMZ".

A través de su cuenta en Facebook, Michelle Rodríguez compartió una imagen de lo que fue su estadía en Perú. Otros famosos buscados para este documental debieron viajar a otros países del mundo.

 

El tráiler del documental.

SOBRE EL AYAHUASCA
Temido por muchos pero materia de interés para otros, el ritual del Ayahuasca se realiza en varias zonas del Perú, incluida la sierra y la selva. Si bien no está probado ningún tipo de beneficio médico, sí hay varios testimonios en torno al efecto de la bebida amazónica en los sentidos de una persona.

En diálogo con "El Comercio", el maestro ayahuasquero Ronald Rivera --autor del libro "Arte con ayahuasca: Entrevistas sobre el proceso creativo” (La Nave, 2015) -- que este ritual debe realizarse con suma precisión y delicadeza para no hacer daño al voluntario. También señaló qué tipo de personas no estarían aptas para una sesión de Ayahuasca.

"Personas que son muy inmaduras. Por ejemplo, gente que toma un vaso de cerveza y pierde rápidamente el control. Entonces, viendo esos detalles no es recomendable darle ayahuasca. En otros casos podemos hablar de gente con esquizofrenia, otras enfermedades mentales o problemas médicos", expresó.