Neil Patrick Harris es el villano en nueva serie de Netflix
Neil Patrick Harris es el villano en nueva serie de Netflix
Alfonso Rivadeneyra García

Neil Patrick Harris (43) no puede estar 10 segundos en el lobby del hotel sin que le pidan fotos o autógrafos. Él, que conoce la fama desde adolescente, cuando interpretaba al médico genio de "Doogie Howser", y en la última década, por ser el mujeriego Barney Stinson en "Cómo conocí a tu madre", encarnará ahora su rol más oscuro. Será el malvado conde Olaf en "Una serie de eventos desafortunados", serie que se estrena hoy vía la plataforma .

Basada en la serie de libros del mismo nombre, escrita por Daniel Handler bajo el seudónimo de Lemony Snicket, la ficción de Netflix narra la historia de los huérfanos Baudelaire –Violet, Klaus y Sunny–, cuyo malvado tutor, el conde Olaf, intenta a como dé lugar adueñarse de su herencia. Olaf es capaz de matar, engañar y hacer daño con tal de lograr su objetivo.

"Como actor, intentas estar seguro de que empatizas con el personaje, a pesar de que sea una mala persona, tienes que saber sus razones. Cuando interpretas a alguien como Olaf, esa no es la regla en absoluto. Él es malo por ser malo", contó el actor a la prensa en la Comic Con Experience de Sao Paulo (Brasil), evento al que asistió El Comercio.

Aparte de ser villano, Olaf es un actor en la ficción, convencido de ser el mejor en lo que hace, cuando lo que ocurre es todo lo contrario. Esta es una buena razón para que Harris haya aceptado este papel.

¿Se trata de una comedia o de un drama? "Diría que es más como una comedia oscura –responde Harris–, pero aun así tiene esa escala épica de los libros de Lemony Snicket". Los ocho episodios de esta serie para Netflix adaptan los primeros cuatro libros de la saga.

LEGADO Y ADAPTACIÓN

Esta no es la primera adaptación de la obra de Snicket a la pantalla. En el 2004, Nickelodeon Movies produjo el filme "Una serie de eventos desafortunados", con Jim Carrey como el conde Olaf y Meryl Streep como Josephine Anwhistle, la apoderada de los niños.

"La performance de Jim me pareció interesante, pero me sentí algo mal por él porque habían puesto muchos de los libros juntos en una película tan corta, lo cual impedía a los actores poder construir sus personajes", sostuvo Harris.

MIRA TAMBIÉN

LEE MÁS EN TV+