Don Ramón en comercial de turrones San José, Roberto Gómez Bolaños en homenaje en el Congreso peruano, y la Chilindrina en "El valor de la verdad".
Don Ramón en comercial de turrones San José, Roberto Gómez Bolaños en homenaje en el Congreso peruano, y la Chilindrina en "El valor de la verdad".
Redacción Luces

Un desacuerdo contractual entre la cadena Televisa y la familia del fallecido comediante Roberto Gómez Bolaños ha motivado que, tras cuatro décadas en el aire, programas como , “Chespirito” y “El Chapulín Colorado” dejaran de transmitirse en todo el mundo. A propósito de ello, recordamos algunos de los episodios en que sus queridos personajes se vincularon con el Perú. Las razones fueron de lo más diversas.

ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS

La primera vez que el comediante mexicano llegó al Perú fue en 1979, en pleno auge de su popularidad. Y lo hizo junto a todos los integrantes de su vecindad, para una presentación en el Coliseo Amauta, que motivó enorme expectativa y significó un lleno total. Pocos días después, el entrañable Chespirito visitó Machu Picchu y también fue asediado por sus fanáticos.

¿Otros vínculos con el Perú? Su confesa admiración por el decimista Nicomedes Santa Cruz, el reconocimiento que le expresó a Edwin Sierra por la imitación que le hacía, y hasta un encuentro con Ximena Hoyos, quien tenía apenas 12 años y, disfrazada de la Chimoltrufia, le hizo un homenaje que lo conmovió.

FLORINDA MEZA

Conocida por personajes como Doña Florinda y la Chimoltrufia, fue también la pareja sentimental de Gómez Bolaños. En el 2008 ambos llegaron al Perú para presentar la comedia teatral “Once y doce”. Y en esa ocasión ella bromeó con que, a pesar de que ella buscaba presentar la obra, toda la atención fue acaparada por su esposo.

Durante esa visita, Chespirito recibió honras en Palacio de Gobierno (lo recibió el propio presidente Alan García), en el Congreso de la República, y en la Municipalidad de Lima, de parte del entonces alcalde Luis Castañeda Lossio, a quien llamó “Lucas Tañeda”, en referencia a uno de los personajes que creó.

RAMÓN VALDÉS

En 1987, apenas un año antes de su muerte víctima de cáncer, el recordado Don Ramón estuvo de paso por Lima y recibió la oferta de protagonizar un comercial para turrones San José. El resultado es una extraña pero simpática publicidad ochentera, en la que Valdés se mete en su personaje para promocionar el turrón “suaveciiiiito”. Carlos Villagrán (Quico) también se sumó a la campaña.

CARLOS VILLAGRÁN

Además de promocionar su “cachetoncito” como regalo por la compra de un turrón, el engreído Quico se volvió un visitante habitual de nuestro país con una serie de shows. Tanto le sacó el jugo al personaje, que llegó a denunciar a su imitador peruano, Omar Felipe Peña, a quien llamo “impostor” por lucrar con su imagen. El tema quedó en la simple polémica.

MARÍA ANTONIETA DE LAS NIEVES

Tantas veces ha venido la querida Chilindrina al Perú, que se dice que en realidad ya vivía acá. Su presencia se daba, sobre todo, a través del ya famoso Circo de la Chilindrina, que parece inagotable. Además de eso, hasta se animó a pasar por el programa de confesiones “El valor de la verdad”, donde respondió las preguntas del polígrafo, pero en personaje.

ÉDGAR VIVAR

Otro de los actores más cercanos al Perú. Desde su alejamiento de la vecindad, el icónico Señor Barriga, Ñoño o Botija ha hecho más de una visita a nuestro país, por ejemplo, para presentar su unipersonal “Édgar Vivar es joven aún”. También es muy recordada la obra teatral “En el parque”, que presentó junto a su amigo Ricky Tosso en el 2015. Lamentablemente, Tosso fallecería un año después.

RUBÉN AGUIRRE

En el 2011, el profesor Jirafales de la vecindad del Chavo regresó al Perú como invitado para el debut del programa “A las once empieza la noche”, con Sergio Galliani y Astrid Friedler (producción ya desaparecida). Allí no solo contó su cariño por el Perú, sino que se animó a cantar junto a Galliani “La flor de la canela” de Chabuca Granda.


TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS