Redacción EC

Edificaciones históricas que parecen salidas de relatos mágicos. Algunas han sido convertidas en museos, otras prometen una divertida aventura en familia y hasta permiten pasar una noche en sus instalaciones. Anímate a conocer estos  sin ir muy lejos de Lima.


-Rospigliosi

El Museo Aeronáutico del Perú funciona en este recinto. El médico Carlos Julio Rospigliosi lo construyó para albergar al rey de España Alfonso XIII. En tu recorrido por este castillo barroco y gótico, ubicado en el barrio de Santa Beatriz (Cercado de Lima), conocerás detalles de los representantes de la aviación peruana, como Jorge Chávez y José Quiñones. Todo ello en un ambiente de lujo. Visítalo de martes a sábado de 9 a.m. a 5 p.m. Boletos: adultos S/3 y niños S/2.

-Chancay

Diez años tomó la construcción de este castillo en Huaral, exactamente en el acantilado de Chancay. Era 1922 cuando la bisnieta del virrey Manuel de Amat, Consuelo de Amat y León, mandó a erigir este colosal escenario en honor a su esposo Rómulo Boggio. Hoy, es epicentro recreativo para grandes y chicos. Allí verás artículos cotidianos (camas, muebles, cuadros y electrodomésticos) de la época, así como cerámicos de la cultura Chancay. Además, cuenta con restaurantes y piscinas. ¿El ticket? Adultos S/20 y niños S/10. Por cierto, tienes la posibilidad de hospedarte en esta maravilla de look medieval. Una habitación vale desde S/199 por persona.

-Unanue

Aquí murió el prócer Hipólito Unanue en julio de 1833. Pero su historia se remonta a inicios de 1800. Entonces, era la finca azucarera del español Agustín de Landaburu y Belzunce. Su arquitectura de estilo morisco es una composición de yeso, barrotes de bronce, superficies de mármol y vitrales. El majestuoso castillo costeño está en San Vicente de Cañete, a la altura del km 142 de la Panamericana Sur. Date una vuelta de lunes a domingo de 10 a.m. a 5 p.m.