Una verdadera lonchera saludable debe tener alimentos reguladores, energéticos, constructores e líquidos. (Foto: Difusión)
Una verdadera lonchera saludable debe tener alimentos reguladores, energéticos, constructores e líquidos. (Foto: Difusión)
Redacción EC

Son cuatro grupos de que deben estar presentes en la de nuestros hijos, ellos son los reguladores, energéticos, constructores y líquidos que, según la nutricionista María Elena Lagos, en conjunto, no deben sobrepasar de las 300 calorías.

“La función principal de una lonchera saludable es poder darle al estudiante la energía y nutrientes indispensables para su organismo y los desafíos diarios que enfrenta en el colegio”, afirma la también docente del instituto Le Cordon Bleu.

► 

► 

Alimentos reguladores
Son los alimentos ricos en vitaminas y sales minerales que protegen a los niños de las infecciones. Están presente en las frutas y verduras. 

Alimentos energéticos
Generadores de energía que se obtienen a través de los carbohidratos, estando presente en panes, queques, cereales, etc.

Alimentos constructores
Que son los llamados alimentos ricos en proteínas como leche, huevo, carnes, pescados (de preferencia azules como anchoveta, bonito, atún o caballa y deben estar presentes mínimo dos veces por semana).

Hidratación
Los niños por la actividad que realizan, deben hidratarse constantemente por este motivo, las loncheras deben contener líquidos que pueden ser en refrescos e infusiones naturales y de preferencia sin azúcar.

No a la comida chatarra
La especialista también recomienda evitar comida chatarra en la merienda, así como las frutas envasadas pues contienen demasiado contenido calórico (cerca de 500 calorías por envase) pero sobre todo, tienen altas dosis de grasas y sodio.

Estos componentes están presente en golosinas, piqueos salados, galletas saladas, gaseosas y jugos envasados.

“En las loncheras no pueden faltar frutos secos que proporcionan la grasa necesaria para una buena formación del cerebro y las vitaminas liposolubles, que ayudan a un buen rendimiento mental. Se debe complementar con alimentos que dan energía como los cereales (avena, kiwicha, quinua, etc.), tubérculos (papa, camotes, yucas), además de plátano, choclo y otros”, sentenció la experta.