(Foto: AFP)
(Foto: AFP)
Redacción EC

Este año podría ser el fin de una de las casas de moda más importantes de Italia: sí, hablamos de la osada y glamorosa . La marca ha dejado al descubierto su estado de bancarrota al cerrar todas sus tiendas en Estados Unidos y anunciar la liquidación de todas sus operaciones en Norteamérica. El escenario no luce nada bien. 

Según el New York Times, la firma cuenta con siete tiendas en el mencionado país- entre California, Nueva York, Miami, Las Vegas y Dallas- y 93 empleados en total, quienes fueron despedidos el viernes  y se encuentran a la espera de sus cheques. 

La situación ha impactado a la industria de la moda mundial y a los millones de fanáticos de la firma que se caracteriza por su extravagante estilo y su amor al animal print. 

Pero eso no es todo. 

Al parecer, la firma también ha pausado todas sus operaciones de comercio electrónico hasta que la etapa turbulenta pase. En estos momentos, se encuentran a la espera de llegar a un acuerdo con sus acreedores y encontrar nuevos inversores.

Un portavoz de la firma confirmó que la marca se encuentra en el nivel 7 de bancarrota, que, bajo la ley de los Estados Unidos,  permite a los activos de la empresa ser liquidados. 

Hasta el momento, el futuro de la firma es incierto y la posibilidad de su cierre total parece más cercana que nunca.