Módulos Temas Día
larocolaitanola

Julio Iglesias, Isabel Preysler y “Me olvidé de vivir”

“El español del siglo XX”, así lo definió Tomás Muñoz, el todopoderoso presidente fundador del sello CBS en España. Emblema de la cultura pop española del último medio siglo, hubo una época en la que Julio José Iglesias de la Cueva solo pensaba en ser una estrella… pero del fútbol. Un grave accidente vehicular en septiembre de 1962 -que casi lo deja paralítico- frustró sus sueños de ser arquero del Real Madrid.

Pasó dos años en rehabilitación, una época difícil en la que un enfermero le sugirió que tocase la guitarra para que pudiera ejercitar las manos. Más aún, ese mismo enfermero le entregó la guitarra medio rota que tenía en su casa. “Por esa guitarra canto yo”, ha dicho Julio Iglesias. Hoy hablamos del español más universal en el mundo de la música.

“Esta canción se la escribí a las gentes que andan de prisa y que se olvidan de las cosas pequeñas, las cosas cotidianas. Se la escribí a usted”, comienza diciendo Julio Iglesias en esta presentación especial que tuvo en la TV peruana, allá por 1980. Los más memoriosos habrán reconocido, al inicio de este video, a la modelo peruana Gladys Arista (todo un ícono de los años 60 y 70), quien recibió al español en aquella velada.

Julio Iglesias había lanzado esta canción, titulada Me olvidé de vivir, dos años antes, en 1978. Según los créditos que figuran en el disco, la adaptación del tema fue hecha por el propio Julio Iglesias, en un trabajo conjunto con una larga lista de nombres: M. Díaz, M. Korman, J. Flores, Manuel de la Calva y Ramón Arcusa (estos dos últimos habían formado años antes el recordado Dúo Dinámico).

Me olvidé de vivir se lanzó en un disco sencillo y también como parte del álbum “Emociones”, en el cual figuran canciones como Un día tú, un día yo, Voy a perder la cabeza por tu amor y Pobre diablo. El éxito que alcanzó Me olvidé de vivir hizo que dos años después fuera el tema principal de la película homónima, protagonizada por Julio Iglesias y que fue una costosa coproducción argentina, mexicana y estadounidense que se grabó en las ciudades de Miami, Nueva York, París, Tikal (Guatemala) y la isla Contadora (Panamá). La cinta fue estrenada el 5 de abril de 1980.

Izq.: "Emociones", álbum de 1978. Der.: Afiche de la película "Me olvidé de vivir" de 1980.

Izq.: “Emociones”, álbum de 1978. Der.: Afiche de la película “Me olvidé de vivir” de 1980.

Me olvidé de vivir es una canción que ofrece una letra con tal vigencia que calza perfectamente con estos tiempos actuales, en los que vivimos aceleradamente y trabajando todo el tiempo. El tema es también un manifiesto del alto precio que hay que pagar para alcanzar lo que muchos consideran “el éxito”.

De tanto correr por la vida sin freno,
me olvidé que la vida se vive un momento,
de tanto querer ser en todo el primero,
me olvidé de vivir los detalles pequeños.

De tanto cantarle al amor y a la vida, 
me quedé sin amor una noche de un día.
de tanto jugar con quien yo más quería,
perdí sin querer lo mejor que tenía.

Pero esta letra tuvo también un significado especial para Julio Iglesias. Según el influyente diario digital español El Confidencial, Julio Iglesias cantó Me olvidé de vivir como una manera de expiar sus culpas por el fracaso de su matrimonio con la filipina Isabel Preysler, la hoy novia del novelista y premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa.

Julio Iglesias e Isabel Preysler contrajeron nupcias en enero de 1971, en una ceremonia que paralizó la España de aquellos años. Poco después llegaron los hijos: Chabeli (ese 1971), Julio José (1973) y el hoy famoso Enrique (1975). Sin embargo, el matrimonio no duró mucho y el divorcio llegó en 1978, precisamente el año de Me olvidé de vivir.

“Es una canción que manifiesta el gran precio del éxito: el descuido de la vida privada y de la familia que, como hombre conservador que es, (Julio Iglesias) siempre había ansiado desde joven”, señala El Confidencial en otro artículo.

Más aún, en una entrevista con el diario El Periódico de Cataluña, el actor español Emilio Gutiérrez Caba, quien participó con Julio Iglesias en la película Me olvidé de vivir, cuenta que durante las grabaciones del filme el cantante español solía contarles “lo que había significado Isabel Preysler en su vida”.

Dos portadas de la revista "Hola". Izq.: La boda de 1971. Der.: La familia Iglesias Preysler.

Dos portadas de la revista “Hola”. Izq.: La boda de 1971. Der.: La familia Iglesias Preysler con los hijos Julio José, Enrique y Chabeli.

El diario Clarín de Argentina le preguntó a Julio Iglesias cómo fue que compuso esta canción. “Es un cuadro que pintas un día en que el cielo está gris. Nosotros pintamos cuadros, pintamos emociones”, respondió. De hecho, Me olvidé de vivir fue una de las cinco canciones que Julio Iglesias señaló que más le gustaban de su extenso repertorio.

En otra entrevista, el mismo diario Clarín le preguntó de qué se arrepentía. “De haber nacido pronto”, respondió Iglesias. “Mi padre y mi madre tendrían que haberse echado ese polvo 20 años después. Yo tendría que haber nacido en 1966 o 1967, con el sonido de esos años en el oído. Recién ahora me estoy dando cuenta de cuánta razón tenía cuando escribí y cuando canté canciones como Me olvidé de vivir”.

Pero, ¿cuál es la versión original?

Acá tenemos a Jean-Philippe Smet, más conocido como Johnny Hallyday o el “Elvis francés”, quien interpreta el tema J’ai oublié de vivre (Me olvidé de vivir) en una transmisión para la TV francesa del 28 de enero de 1979.

Johnny Hallyday tuvo una infancia bastante particular. Como recuerda el diario en línea Libertad Digital, este pionero del rock and roll en francés nació en 1943, en una París ocupada por los nazis. Su padre, el belga Léon Smet, lo abandonó apenas a la semana de haber nacido. Su madre, Huguette Clerc, no se sintió con las fuerzas para criar sola al niño y lo dio en adopción a la familia de su marido, quienes se sentían responsables del abandono del bebé.

Fue así como Hallyday se crió con su tía paterna, Hélène Mar, una ex actriz de cine mudo quien estaba casada con Jacob Mar, un noble mitad etíope y mitad alemán que terminó siendo detenido y acusado de haber colaborado con los nazis en Francia. Por ello, el pequeño Jean-Philippe (a quien le decían “Pipo”) y su familia adoptiva tuvieron que huir a Londres ante el temor de sufrir represalias.

Al cabo de unos años, la familia regresó a Francia y el todavía niño Jean-Philippe Smet comenzó a actuar en el espectáculo que tenían su prima Desta y el esposo de ella, un bailarín y comediante estadounidense que se hacía llamar Lee Hallyday. Ello explica el nombre artístico de “Johnny Hallyday”: “Johnny” es Jean en inglés, y “Hallyday” fue en honor a ese primo estadounidense que lo apoyó mucho, que fue su primer mánager y quien fue el que le enseñó las canciones de Elvis Presley que ya causaban furor en EE. UU.

Con más de 50 años de carrera artística, más de 100 millones de discos vendidos, 18 discos de platino y cerca de 400 giras, Johnny Hallyday es uno de los artistas emblemáticos de Francia, aunque irónicamente no llegó a ser muy conocido más allá del mundo francófono. Por ello, la prensa británica solía referirse a él como “la más grande estrella de la que nunca has oído hablar”.

Izq.: “C’est la vie”, álbum de 1977. Der.: Disco sencillo de "J’ai oublié de vivre".

Izq.: “C’est la vie”, álbum de 1977. Der.: Disco sencillo de “J’ai oublié de vivre”.

El 18 de octubre de 1977, con toda una fama ya a cuestas, Johnny Hallyday lanzó la canción J’ai oublié de vivre (Me olvidé de vivir), que apareció en el álbum “C’est la vie” (Así es la vida), un disco que tituló así en tributo a Elvis Presley, quien había fallecido apenas dos meses antes.

“Con la muerte de Elvis Presley es mi juventud la que muere. No tengo vergüenza en reconocer que me he inspirado en él (…). Es una pena, así es la vida”, declaró Hallyday al enterarse del fallecimiento del “Rey del Rock”. Aquel álbum precisamente comienza con la canción Tant pis… C’est la vie (Es una pena… Así es la vida).

J’ai oublié de vivre fue el mayor éxito del álbum. Compuesta por Pierre Billon y Jacques Revaux, el argumento de la canción es el mismo que el de la versión de Julio Iglesias: el lamento de un cantante, que de haber perseguido tanto el éxito se olvidó de vivir.

À force de laisser la sueur brûler mes yeux
À force de crier mon amour jusqu’au cieux
À force de jeter mon cœur dans un micro
Portant les projecteurs
comme une croix dans le dos.
J’ai oublié de vivre, j’ai oublié de vivre.

(A fuerza de dejar al sudor quemar mis ojos,
a fuerza de gritar mi amor a los cielos,
a fuerza de tirar mi corazón en un micrófono,
cargar los reflectores,
como una cruz en la espalda.
Me olvidé de vivir, me olvidé de vivir.)

Pero J’ai oublié de vivre no solo se escuchó en francés y en español, sino también en italiano. Fue el propio Julio Iglesias el que la grabó en ese idioma en 1979 bajo el título de Non si vive così (No se vive así), que mantiene el argumento original. Tres años después, en 1982, Johnny Hallyday también la grabaría en italiano. Véanlo.

En francés, en español, en italiano… pero ahí no acaba la historia. En 1978, el cantautor germano-sudafricano Howard Carpendale la grabó con el título de Und dasnannte er leben (Y esto es lo que él llamó vida). Esta versión en alemán tiene una particularidad: a diferencia de las otras tres versiones, la canción en alemán no está escrita en primera persona, sino que cuenta la historia de una superestrella de la música que a vista de todos es muy exitoso, pero cuyo sufrimiento y depresión nadie pudo observar. La canción se refiere a Elvis Presley, quien había fallecido un año antes.

A pesar del gran éxito de J’ai oublié de vivre, el francés Johnny Hallyday muy pocas veces la ha incluido en su repertorio. “Es una canción muy bonita, pero cada vez que la cantaba en el escenario, me aburría. Hay canciones que no te inspiran”, le dijo Hallyday al diario francés 20 Minutes. “La canción suena muy bien en el disco porque la letra es preciosa. Pero en el escenario es un poco cursi”.

Cursilerías aparte, entre Johnny Hallyday y Julio Iglesias hay amistad y reconocimiento. Ambos no solo comparten una canción como J’ai oublié de vivre, sino también el año de nacimiento: 1943. Por ello, permítanme terminar esta historia reuniendo a estos dos grandes amigos y coetáneos en un mismo escenario.

Con ustedes, Julio Iglesias y Johnny Hallyday cantando juntos en la TV, pero en sus respectivos idiomas. El primero interpreta Me olvidé de vivir y el segundo, J’ai oublié de vivre. Dos monstruos de la música, un mismo tema.

Hasta la próxima canción.

Agradecimientos:

Video 1: La Voz Universal  / Video 2: ross4999

Video 4: fritz5142  /  Video 5: Walfred Orlando Blanco 

Michael Zárate – Datos de contacto:

Twitter: @elautista / Linkedin: michaelzarate1

Leer comentarios ()

Subir