Módulos Temas Día
mamachef

Por qué esperar hasta los 6 meses para las primeras papillas (alimentación complementaria)

 

¿Por qué esperar hasta los 6 meses para darles de comer?

Es importante esperar hasta los 6 meses para que los sistemas digestivo e inmune del bebé estén preparados para recibir alimentos. Además, a los 6 meses el niño ya tiene la cabeza firme y puede sentarse derecho en su silla de comer (aunque sea con apoyo) y ya mostrará más interés al verlos alimentos.

 

Bebé sentada en su silla de comer esperando su papilla. Mamá Chef Colette Olaechea

Mi hija mayor a los 10 meses contenta esperando su comida

 

Una cosa que ayuda mucho para iniciar esta etapa es que tengan los horarios lo más definidos posible  tanto para tomar su leche, bañarse como dormir. El cumplimiento de estos avances hará que sean más satisfactorias sus primeras papillas. Tengan presente que los horarios nos dan sensación de tranquilidad tanto a los padres como a los hijos. Todos salimos ganadores.

En base al horario natural de mi hija (que era media dormilona), en el control de sus 6 meses la pediatra me sugirió los siguientes horarios, que mantuvimos hasta que cumplió 15 meses.  Iniciamos el dìa a las 7:30 am con leche, 10:30 am jugo, 12:00 pm almuerzo, 3:00 pm leche, 6:00 pm cena y 8:00 pm leche.

 

Infografía de mis horarios de alimentación complementaria de 10 a 15 meses. Mamá Chef Colette Olaechea

Los horarios que seguí con mi hija. (Infografía y Dirección Gráfica: Estudio Entorno)

 

Debo confesarles que comenzar esta etapa no fue nada fácil. Recuerden que estamos realizando un cambio de comportamiento alimenticio y que además a esta edad los bebés están dejando el reflejo de extrusión, que hace que empujen con la lengua  todo lo sólido fuera de su boca, por lo que los primeros bocados pueden ser todo un desafío.

Además, los bebés se distraen muy fácilmente, así que lo mejor es no tener un babero llamativo. Para la primera papilla de mi hija mayor, el babero que le había comprado con tanta emoción la distrajo mucho de la comida (click para ver el babero). Tiene que haber una conexión entre el  padre, el hijo y el alimento para que el bebé responda bien.

Para esta nueva etapa les recomiendo también comprar una rejilla vaporera. Yo no la tuve, pero las verduras cocinadas al vapor correctamente pierden menos minerales y vitaminas y es más fácil lograr una mejor textura y apariencia que al hervirlas. Si no la tienen, pueden hervir correctamente los vegetales (seguir mis próximos post de recetas), saltearlos o cocinarlos al horno.  También es bueno tener un  juego de tapers o recipientes pequeños para poder almacenar la comida preparada y en proporciones; así pueden reservar la comida lista para la noche o para los siguientes días.

 

Tapers para porcionar y las ollas que me regaló mi suegra para esta nueva etapa.

Tapers para porcionar y las ollas que me regaló mi suegra.

 

Mi suegra me regaló un juego de ollas de cerámica  que ella tenía para que le cocine a la bebé y me encanto porque no tenían ningún olor añadido como muchas ollas de uso diario de la casa. Además, me parece que tener los utensilios necesarios y exclusivos para el bebé para esta etapa la hace más fácil y especial.

Algo que me ayudó mucho en esta primera etapa de alimentación complementaria, y que todavía tengo siempre presentes, fueron las frases valiosas que nos dijo la pediatra.  “Hay que respetar a los bebés y no licuarlo todo junto.” “Es importante enseñarles lo que comen: que lo huelan, toquen, miren sus colores, sientan sus texturas, ¡Y sobre todo que sea rico!”. “La hora de comer no es la hora del juego,  hay que sentar al bebé en una silla cómoda, sin estímulos. La comida será más que suficiente.”

 

Comida alimentacion complementaria. Mamá Chef Colette Olaechea Papillas

Comida Alimentación Complementaria

 

A partir de mi próximo post  encontrarán las recetas que más le gustaron a mi hija mayor y que probaré con las gemelas en su momento. Estas tienen como base unas guías que me entregó  la pediatra  con los alimentos permitidos mes por mes desde los 6 hasta los 15 meses. A ello le sumé, por supuesto, mis ganas de alimentar sano y rico a mis hijas. También les iré contando cómo ir adaptando las comidas mes por mes, comenzando en el sexto mes con comidas licuadas, luego avanzando a más chancadito y terminando con pequeños cortes.

Nota: Denle click acá para ver datos importantes sobre el consumo de leche, sal yodada y temas de interés conversados con la nutricionista Analía Benavides

 

Pueden seguirme en:

 

Facebook “Mamá Chef  Colette Olaechea”

 

Twitter “@coletteolaechea”

 

Mamá Chef Colette Olaechea alimentación infantil, educación alimentaria

Mamá Chef Colette Olaechea

 

 

 

Leer comentarios ()

Subir