Eliezer Benedetti

La leyenda futbolística de es conocida en todo el mundo. En sus años gloriosos, el ‘Pelusa’ exhibió su incomparable calidad en casi todos los rincones del planeta. Y, como no podía ser excepción, el astro argentino también dejó su huella en tierras peruanas.

LEE TAMBIÉN | Diego Maradona y Ramón Mifflin: Los recuerdos del peruano que mejor conoció al ‘Pelusa’ | ENTREVISTA

Exactamente hace un año, millones de personas lloraron la muerte de Maradona. Los lamentos se extendieron en Argentina, en Italia, en España, en Perú... en absolutamente todos lados. Es el primer aniversario de su fallecimiento y no hay mejor día como un 25 de noviembre para recordar algunos capítulos de su carrera.

Son contados los futbolistas peruanos que han podido enfrentar a Maradona en una cancha, ya sea para cotejos amistosos u oficiales. Hay muchas anécdotas que son valiosas de contar y esta es una gran ocasión para hacerlo.

Triunfo de Universitario ante el Boca de Maradona en 1981

La primera vez que el ‘Pibe de Oro’ jugó en tierra peruana fue en 1979. Tenía solo 18 años, vestía la camiseta de Argentinos Juniors y ya daba señales de su gran futuro por delante. Aquella vez que arribó a Lima fue para un amistoso ante la selección peruana, un cotejo que ahora es muy recordado por sus protagonistas. “Ya era un fuera de serie”, rememora Germán Leguía, uno de los jugadores que disputó ese encuentro.

El partido terminó igualado 2-2 y uno de los goles fue anotado por Diego Maradona. Pero no todo acabó ahí, pues el ‘Pibe’ luego buscó a César Cueto y le pidió su camiseta para regalársela a uno de sus hermanos. Meses después, salió campeón juvenil con Argentina en el Mundial de Japón 1979.

Pasaron dos años desde ese episodio especial y Maradona volvió al Perú en 1981 como una estrella más consolidada en Boca Juniors. Sorpresivamente, Universitario consiguió pactar un choque amistoso con el conjunto ‘Xeneize’ y el ‘Pelusa’ vino junto a otras grandes figuras del fútbol argentino, como Ricardo Gareca, que ahora es técnico de la selección peruana.

Diego Maradona jugó un partido amistoso contra Universitario en 1981 | Foto: Archivo El Comercio
Diego Maradona jugó un partido amistoso contra Universitario en 1981 | Foto: Archivo El Comercio / DIFUSION

“Yo era su hincha (de Maradona), pero algo que siempre me decía el maestro Roberto Chale, que es mi ídolo, es que ‘está bien, pero la estrella eres tú. Cuando vienen a tu casa, nadie te puede faltar el respeto, sea quien sea’. Yo sí respeto a un jugador espectacular como Diego. El estadio estaba repleto. No te puedes imaginar”, evoca Germán Leguía, ídolo crema que también participó en ese encuentro.

En aquel tiempo, era increíble que un equipo como Boca Juniors venga al país para disputar un encuentro amistoso. “Ha habido partidos más importantes contra Palmeiras, Guaraní en Copa Libertadores, pero ese partido (contra Boca) quedó en la historia”, expresa Leguía

En el Estadio Nacional, ante la presencia de miles de hinchas peruanos, la ‘U’ logró frenar a los astros del ‘Xeneize’. Un gol de Walter Escobar permitió el triunfo merengue por la mínima diferencia. Eso sí, fue una tarea bastante complicada enfrentar a Maradona, que incluso contaba con el apoyo de la afición.

“Agarraba la pelota y la gente se ponía de pie. Encima él al comienzo hizo malabares con una pelota de tenis o un globo, y la gente se ponía como loca, lo aplaudía. Parecía que estábamos de visita”, recuerda ‘Cocoliche’.

Germán Leguía recuerda a Maradona con mucha alegría. Incluso, luego del partido, tuvo la oportunidad de intercambiar palabras con él y ‘Pelusa’ le regaló una camiseta del Boca Juniors. Por eso, ‘Cocoliche’ lo que más destaca del astro argentino es su sencillez y simpatía, aspectos de su persona que nunca olvidará.

Contra el otro grande: amistoso Alianza Lima - Boca Juniors en 1981

Cinco días después del cotejo contra Universitario, Boca Juniors debía enfrentarse a nada menos que el otro club grande del Perú: Alianza Lima. Tras la derrota ante la ‘U’, Maradona no quería irse del país con las manos vacías y buscó un triunfo sobre los blanquiazules.

“Yo no era un juvenil. Ya había jugado el Mundial. Entonces, era enfrentar a un jugador como muchos que he enfrentado. Sin menospreciar (...) Boca Juniors es un club grande de un país futbolero como lo es Argentina. Fue un partido amistoso que es bonito recordarlo”, pronuncia Jaime Duarte, que fue parte del equipo íntimo.

En el Matute, Maradona expuso su enorme talento y fue figura en la victoria final de su equipo por 2-1 sobre Alianza Lima. Aunque no marcó -los tres tantos fueron en propia puerta-, el ‘Pelusa’ vivió un momento agradable en el campo blanquiazul.

En aquel entonces, Jaime Duarte ya tenía una gran experiencia, con un Mundial encima, y no se achicó ante un Maradona, que recién comenzaba a despuntar con su fútbol. “En el 81′ era un jugador famoso, pero su imagen como jugador se dimensionó más a partir del 86′ cuando ya era campeón del mundo”, recalca quien ahora es jefe de captación de menores en Alianza Lima.

Ya se cumple un año desde el fallecimiento del astro argentino y los recuerdos de su paso por Perú son imborrables. Aquel Alianza Lima - Boca Juniors fue solo un amistoso, pero ahora toma más valor, porque fue una de las pocas veces que Maradona visitó al país.

“Me dio mucha pena porque uno lo ha visto cuando recién estaba empezando y todo lo que él recorrió. Me apena mucho la consecuencia de lo que fue la fama. Por supuesto que su partida, indudablemente a los que somos de fútbol, nos dolió. Él representaba una esencia del fútbol”, expresa Duarte.

El recuerdo de Maradona contra la selección peruana

Diego Maradona solo disputó tres partidos oficiales contra la selección peruana y en los tres partidos estuvo presente Julio César Uribe. El ‘Diamante’ reconoció que enfrentar al ‘Pelusa’ siempre significó un desafío muy grande, donde las anécdotas divertidas no podían faltar.

La relación futbolística entre Uribe y Maradona inició cuando ambos eran muy jóvenes. El ‘Diamante’ recuerda que tenían una buena amistad cuando coincidieron en las selecciones juveniles de sus respectivos países. “Se había hecho una buena relación, pero llegó el momento de enfrentarnos y lo reventaron a patadas”, cuenta.

En marzo de 1982, Uribe vivió uno de los momentos más especiales en su carrera. El exfutbolista peruano compartió podio con nada menos que Maradona y Zico. Ellos fueron escogidos como los tres mejores del continente, siendo el argentino quien lideró el reconocimiento.

“Fue una de las más grandes satisfacciones. Maradona fue el primero, Zico el segundo y a mí me tocó ser, como peruano, el tercero. Éramos ‘dieces’ que en aquella época teníamos promedio de 19 o 20 goles por campeonato, una productividad que nos llevó a esa distinción”, explica el ‘Diamante’.

Julio César Uribe compartió el podio con Diego Maradona como los mejores futbolistas de América en 1982
Julio César Uribe compartió el podio con Diego Maradona como los mejores futbolistas de América en 1982

Uno de los episodios más especiales de la ‘Blanquirroja’ fue en las Eliminatorias rumbo al Mundial México 1986. Contra Argentina, Perú ganó 1-0 en Lima y empató 2-2 en Buenos Aires. En ambos encuentros, la figura de Luis Reyna se agigantó tras anular perfectamente a Diego Maradona con una histórica marca personal.

“Lucho Reyna, si bien es cierto en Lima no utilizó los mecanismos legales, en Argentina lo anuló sin falta. Hizo un gran partido, su labor encomendada. Lucho era mucho más que un jugador de marca”, recalca Uribe.

Lamentablemente, el empate en suelo argentino privó al Perú del Mundial en México y permitió a la ‘Albiceleste’ hacerse presente. El resto es historia. Con la “mano de Dios” y el famoso “gol del siglo”, Maradona conquistó la Copa del Mundo y le dio la mayor alegría a su país.

A un año de su fallecimiento, Julio Cesar Uribe rememora a Maradona con mucha admiración. Los adjetivos para describir al ‘Pelusa’ le faltaron, pues dentro de la cancha las virtudes del argentino siempre predominaron.

“Era un jugador brillante, diferente, desequilibrante, extraordinario, impredecible. Amó mucho a su familia en su momento. Y, como todos los seres humanos, tenemos fortalezas y debilidades, pero es un jugador que siempre estará en la mente de toda Argentina. Siempre será valorado y respetado”, expresa.

La exhibición del 2006 y el recuerdo de las camisetas firmadas

La última vez que Diego Maradona visitó al Perú fue en el 2006 para un partido de exhibición donde algunas leyendas extranjeras y del balompié nacional se hicieron presentes. Ante la presencia de 20 mil aficionados en el Estadio Nacional de Lima, el astro argentino expuso pinceladas de su enorme calidad que aún tenía.

En aquel partido denominado “La noche del Diego”, el ‘Pelusa’ compartió equipo con exfutbolistas argentinos, paraguayos, uruguayos y brasileños. El rival fue el cuadro peruano, liderado por Julio Meléndez, que tenía una gran amistad con Maradona.

LA NOCHE DEL DIEGO (PARTIDO AMISTOSO)

EQUIPO DEL DIEGO VS EQUIPO DE PERU

DIEGO ARMANDO MARADONA Y JULIO MELENDEZ
LA NOCHE DEL DIEGO (PARTIDO AMISTOSO) EQUIPO DEL DIEGO VS EQUIPO DE PERU DIEGO ARMANDO MARADONA Y JULIO MELENDEZ / ARCHIVO

Entre los protagonistas de aquel encuentro amistoso, estaba Álvaro Barco, quien ahora es gerente deportivo. Para el exfutbolista peruano, el duelo de exhibición fue una oportunidad que no se podía dejar pasar. Por ello, cuando fue convocado para esa noche, no lo dudo ningún segundo.

“Fue una satisfacción muy grande. Nunca tuve la oportunidad de poder enfrentarlo. Hemos coincidido futbolísticamente en algunos momentos, pero por diferentes circunstancias no nos pudimos enfrentar. Más allá de que esta oportunidad haya sido en un amistoso, la verdad es que es uno de los recuerdos que guardo con mucho cariño dentro de mi carrera deportiva”, evoca Barco.

LEE TAMBIÉN: Diego Armando Maradona: Sus transferencias más caras y qué crack se podría comprar hoy con ese dinero

El equipo de Maradona ganó 5-3 ese partido con un gol de penal suyo. El regocijo se dibujó en su rostro ante la ovación incesante de la hinchada peruana. Cuando salió del campo, los aplausos hacia su persona fueron inevitables. Y, luego, la historia continuó en los camerinos.

Álvaro Barco estaba entusiasmado en poder intercambiar palabras con Maradona en los vestuarios. Ahí aprovechó la ocasión para pedirle su firma en las camisetas que había llevado, especialmente en una de Boca Juniors que luego regaló a su hijo.

“Yo tengo una camiseta que la guarda mi hijo con mucho aprecio. Él tiene una camiseta de Boca, del modelo antiguo, que está firmada y dedicada a mi hijo. Aproveché para que pueda tenerla firmada. La tiene en un marco arriba de su cama”, cuenta.

Aquel partido fue un momento muy importante no solo para Maradona, sino para todos los peruanos que tuvieron la chance de jugar contra él. Barco reconoce que esa noche fue histórica por lo que representa el astro argentino para el balompié.

“Es una leyenda, un personaje que lo conoce todo el mundo. Y poder compartir con él, al menos unos minutos, no lo dudé ningún solo segundo. Fui uno de los primeros en llegar al estadio, uno de los primeros en intentar conseguir la firma, en poder compartir al menos un par de palabras. Una cosa es conocerlo desde la tribuna y otra cosa es compartir dentro de la cancha”, expresa.

MÁS SOBRE DIEGO MARADONA...

VIDEO RECOMENDADO:

Especial Maradona: polémicas, caída y fin de la carrera de Diego
Diego Maradona siempre estuvo rodeado de polémicas hasta el final de su carrera, en el siguiente video reviviremos las veces que estuvo en el ojo de la tormenta por sus problemas con la adicción, el alcohol y las fiestas.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más